"QUEDATE CON NOSOTROS"


"QUEDATE CON NOSOTROS"

Quédate con nosotros, Señor, esta noche.
Quédate para adorar, alabar y dar gracia al Padre
por nosotros mientras dormimos.

Que baje del cielo tu misericordia sobre el mundo,
alivia desde los Sagrarios de la tierra
la prolongada noche de sufrimiento y pena
de las benditas almas del Purgatorio.

Quédate con nosotros, Señor, para alejar
la justa ira de Dios de nuestras ciudades
que atraen la justicia del cielo
con sus densisimas nubes de vicios y males-

Quédate con nosostros, para guardar a los inocentes,
para sostener a los tentados,
para levantar a los caídos,
para subyugar el poder del demonio,
para impedir el pecado.

Quédate con nosotros, Señor,
para consolar a los que sufren,
para bendecir a los que yacen en el lecho del dolor,
para dar contrición a lo que mueren,
para recibir en los brazos de tu misericordia
a las miles de almas que se presentarán
ante tí esta noche para ser juzgadas.

¡Oh Buen Pastor!, quédate con tus ovejas,
defiéndelas de los peligros
que las rodean y las amenazan.

Pero sobre todo, quédate con los que sufren
y con los agonizantes.
Dános una noche tranquila y una muerte serena.

Oh Dios, sé nuestro Padre misericordioso
hasta los últimos instantes de nuestra vida,
para que sin temor podamos presentarnos
delante de tí, para ser juzgados
Así sea.

(Escrita por el Padre Gabriel Amorth.)

"Sólo en tu mirada encuentro la Paz"


"Sólo en tu mirada encuentro la Paz"

Porque tú no me juzgas, no me rechazas, ni me exiges nada...
Sólo me esperas a la puerta, para que cuando regrese,
siempre la encuentre abierta...
Jesús, sólo en tu mirada encuentro el perdón...
porque sólo el que ama y recibe al otro,
perdona de verdad...
Y tú me aceptas y me quieres tal como soy...
Jesús, sólo en tu mirada encuentro la paz...
y en ella sana la herida de mi alma...
porque tus ojos cicatrizan las huellas de mis culpas y debilidades...
Jesús, sólo en tu mirada encuentro el perdón...,
porque te colocas junto a mí,
junto a mis heridas, junto a mi dolor...
Jesús, sólo en tu mirada encuentro amor, compasión,
calor que quema y apaga mi culpa y mi dolor...
Jesús, sólo en tu mirada encuentro la paz...
palabras de aliento...,
caricias de brisa suave...,
abrazo de comprensión...
Jesús, tu mirada me libera
del peso de mi culpabilidad...,
de la condena de mis faltas...,
del rechazo de mis maldades...
Jesús, tu mirada me purifica
y tu corazón me santifica y me sana...
Jesús, sólo en tu mirada encuentro la paz...!
Amén.

(Escrita por M.J. Fernández.)

" ORACIÓN DE LA MISERICORDIA DIVINA"

 

" ORACIÓN DE LA MISERICORDIA DIVINA"

¡Oh Dios de gran misericordia!, bondad infinita, desde el abismo de su
abatimiento, toda la humanidad implora hoy Tu misericordia, Tu
compasión, ¡Oh Dios!; y clama con la potente voz de la desdicha.
¡Dios de Benevolencia, no desoigas la oración de este exilio terrenal!
¡Oh señor!, Bondad que escapa nuestra comprensión, que conoces nuestra
miseria a fondo y sabes que con nuestras fuerzas no podemos elevarnos
a Ti, Te lo imploramos: Adelante con Tu gracia y continúa aumentando
Tu misericordia en nosotros, para que podamos, fielmente, cumplir Tu
santa voluntad, a lo largo de nuestra vida y a la hora de la muerte.
Que la omnipotencia de tu misericordia nos escude de las flechas que
arrojan los enemigos de nuestra salvación, para que con confianza,
como hijos Tuyos, aguardemos la última venida (día que Tú solo sabes).
Y esperamos obtener lo que Jesús nos prometió a pesar de nuestra
mezquindad.
Porque Jesús es nuestra esperanza: Através de su Corazón
misericordioso, como en el Reino de los Cielos.
__________

ORACIÓN

Oh Dios, cuya Misericordia es infinita y cuyos tesoros de compasión no
tienen límites, míranos con Tu favor y aumenta Tu Misericordia dentro
de nosotros, para que en nuestras grandes ansiedades no desesperemos,
sino que siempre, con gran confianza, nos conformemos con Tu Santa
Voluntad, la cual es idéntica con Tu Misericordia, por Nuestro Señor
Jesucristo, Rey de Misericordia, quien con Vos y el Espíritu Santo
manifiesta Misericordia hacia nosotros por siempre. Amén.
__________

JACULATORIA

"Oh Sangre y Agua, que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como
una Fuente de Misericordia para nosotros, yo confío en vos".
 

"SEÑOR, QUITAME TIEMPO"


 
"SEÑOR, QUITAME TIEMPO"

Señor te he dirigido frecuentemente una oraciòn decididamente sin
sentido
te he pedido tiempor, mi jornada de veinticuatro horas, no me basta,
Necesito al menos seis horas más
para responder a todas las llamadas,
atender a los compromisos,
despachar el trabajo retrasado,
responder puntualmente a las cartas.
Y pedì a todos los que exigìan un pedazo de mi tiempo, ya tan escaso,
que fueran mis cómplices en aquella peticiòn de una jornada un poco
màs larga.
Espero que no lo hayan hecho.

Solo ahora me doy cuenta de lo equivocado de aquella oración
Que desfachatez y que presunción, perdóname, Señor.
El tiempo que me has dado, es más que suficiente, lo reconozco,
suficiente para hacer aquellas cosas que Tú esperas de mí y para
hacerlas bien.
No se trata de tener más tiempo a disposición, sino de tener más
ideales a disposición
para llenar de significado el tiempo que poseo.
Deseo más bien que mi tiempo sea más rico en significado
Para eso, te autorizo, Señor a que me quites tiempo.
Esta es mi petición, opuesta a la anterior.

Te pido que me quites horas, de las veinticuatro que tengo a mi
disposición,
Dos, tres, incluso, seis al menos. Como quieras mejor.
Que hermosura, Señor, unas cuantas horas tomadas de lo necesario, no
de lo superfluo de la jornada, y destinado a Tí.
Poder anunciar: Me faltan seis horas al día, porque las he
"despilfarrado" en oración.
Dame la fuerza, Señor,
el coraje,
la libertad, para realizar este gesto alocado,
Entonces estoy seguro de que no desembucharé ya, ante los impacientes
y numerosos
clientes, la acostumbrada excusa: "No tengo tiempo"
Podré por el contrario, declarar en tono triunfal: " ¡Tengo Tiempo!"
Tiempo para hacer las cosas adecuadas, de la manera adecuada, con el
corazòn adecuado.

Señor, quítame tiempo,
No vendré a pedirte que me pagues los daños
por el contrario, te daré las gracias porque el tiempo que me queda,
desùés de tus suculentos cobros, será un tiempo totalmente diverso.
En seuma: un capital que aumenta y adquiere valor precisamente cuando
disminuye.
¿Vamos a hacer juntos este milagro, Señor?

Amén.

(Tomado del Libro " Tengo ganas de rezar " de Alessandro Pronzato)
 
 
 

OH MADRE DEL PERPETUO SOCORRO



"¡ OH MADRE DEL PERPETUO SOCORRO ! "

¡Oh Madre del Perpetuo Socorro!,
en cuyos brazos el mismo Niño Jesús
parece buscar seguro refugio;
ya que ese mismo Dios hecho Hijo tuyo como tierna
Madre lo estrechas contra tu pecho y sujetas
sus manos con tu diestra,
no permitas, Señora,
que ese mismo Jesús ofendido por nuestras culpas,
descarge sobre el mundo el brazo de su irritada justicia; sé tú
nuestra poderosa Medianera y Abogada,
y detenga tu maternal socorro los castigos que hemos merecido. En
especial, Madre mía, concédeme la gracia que te pido.
Amén.
Oración enviada por Lidya Fernández

"TARDE TE AMÉ, DIOS MÍO"


"TARDE TE AMÉ, DIOS MÍO"

"Tarde te amé, Dios mío,
hermosura siempre antigua y siempre nueva, tarde te amé.
Tú estabas dentro de mí y yo afuera y así por fuera te buscaba y,
deforme como era, me lanzaba sobre estas cosas hermosas que Tú
creaste.
Tú estabas conmigo pero yo no estaba contigo.
Me llamaste y clamaste y quebrantaste mi sordera;
brillaste y resplandeciste y curaste mi ceguera;
exhalaste tu perfume y lo aspiré y ahora te anhelo;
gusté de Ti y ahora siento hambre y sed de Ti.
¡Ay de mí, Señor! ¡Ten misericordia de mí!
Yo no te oculto mis llagas. Tú eres médico y yo estoy enfermo;
Tú eres misericordioso y yo soy miserable.
Toda mi esperanza estriba en tu muy grande misericordia.
Dame lo que me pides y pídeme lo que quieras".

-San Agustín

"NO DEJES SEÑOR, QUE ME DESILUSIONE"


"NO DEJES SEÑOR, QUE ME DESILUSIONE"

No dejes Señor, que me desilusione... Debo confiar sólo en Ti, Señor,
amando en mis hermanos, pero confiando más en Ti y sin desilusiones.
No dejes Señor, que me desilusione, cuando no me den lo que yo espero.
Que sepa y comprenda plenamente que sólo Tú Te Das Entero.
No dejes Señor, que me desilusione, cuando alguien me falla día tras
día.
Que yo sepa tomar cuanto me Das en unos y que yo inútilmente espero
en otros.
No dejes Señor, que me desilusione, cuando no me puedan dar amor así
a raudales.
Yo sé bien, Señor, que somos los mortales engreídos, ciegos y
egoístas...
No dejes Señor, que me desilusione en cada tormenta de la vida. No es
la vida eterna primavera y yo debo saber vivir también en la tormenta.
No dejes Señor, que me desilusione nunca de los hermanos que
tambaleándose van por el camino y en su tropezar me hieren, que si yo
necesito muletas... ¡también ellos...!
Y que sepa con AMOR hacer fácil su destino.
No dejes Señor, que me desilusione, cuando me pidan y tenga que dar
en todo instante, que no olvide jamás que DAR es lo más grande que Tu
Has dado como signo al que Te sigue...
Que no me desilusione Señor, que nunca juzgue el porqué el agresivo
es agresivo y el porqué el hiriente así me hiere, que jamás diga un
¿por qué? de rebeldía.
No dejes Señor, que me desilusione. Que levante mi vista... conmovido
y Te implore amor a cada instante, para poder seguir erguido en mi
camino...
Qué nunca juzgue Señor, desde mi nada, al que cae y tropieza sin
medida.
Llena de AMOR mi alma Señor, yo Te lo pido.
Que no me desilusione nunca del amigo que me da lo que puede... y yo
quiero un amor más grande... a lo infinito y ese AMOR lo tendré estoy
seguro, lo tendré Señor... ¡cuando esté Contigo!
AMEN

(Agradecemos a Maru Pozos que nos envió esta hermosa oración)


SABIDURIA DE DIOS


"SABIDURIA DE DIOS"

Señor, delante de tí, el mundo entero es como un grano
de arena en la balanza, como una gota de rocío mañanero,
que cae sobre la tierra.
Te compadeces de todos, y aunque puedes destruirlo todo,
aparentas no ver pecados en los hombres, para darles
ocasión de arrepentirse.
Porque Tú amas todo cuanto existe y no aborreces nada de
lo que has hecho; pues si hubieras aborrecido alguna cosa,
no la habrías creado.
¿Y como podrían seguir existiendo las demás cosas, si Tú
no las quisieras?. ¿Como habría podido conservarse algo
hasta ahora, si tú no lo hubieras llamado a la existencia?
Tú perdonas a todos, porque todos son tuyos, Señor, que amas
la vida, porque tu Espìritu inmortal, está en todos los seres.
Por eso a los que caen, los vas corrigiendo poco a poco, los
reprendes y les traes a la memoria sus pecados, para que se
arrepientan de sus maldades y crean en Tí, Señor.
En verdad, Señor, que en todo engrandeces a tu pueblo y lo glorificas.
No te descuides de asistirle en todo tiempo y lugar.
Amén.
( Escrita por una Religiosa M.E.S.T)
___________________________

TIPS PARA HACER ORACION

Las cosas del Espíritu no nos llegan naturalmente, tal
como aprendemos nuestra lengua meterna. Hemos caído, y
las cosas de Dios nos resultan extrañas. Por supuesto, el
interés, la alegría y el gozo me ayudan a conocer, pero
junto con ellos necesitamos el impulso divino, la presión
de la disciplina firme pero amorosa, del Espíritu Santo.
Siempre que hagas oración invoca antes al Espíritu Santo.

(San Agustín. Confesiones


"ENSEÑANOS A VER CON TU MIRADA"



"ENSEÑANOS A VER CON TU MIRADA"

Ayúdanos a cambiar, Señor, nuestra mirada mundana, egoísta,
poco comprometida, temeroso, acomodada,
Ayúdanos a cambiar para mirar las cosas, el mundo,
la vida con tu miraday desde tus ojos.

Quítanos las anteojeras que vamos construyendo
a lo largo de los años, que nos aislan del dolor
y del sufrimiento de los que caminan al lado.
Sacude nuestro corazón para aprender a ver
con los ojos llenos de Evangelio
y Esperanza de Reino.

Corre ya el velo de nuestros ojos para que viendo
podamos con-movernos por los otros
y movernos desde lo profundo de cada uno
para acudir a dar una mano (y la otra, y la vida toda…)
a los que están caídos al costado del camino,
los que esta sociedad ciega ha tirado a un costado
porque no cuentan o no interesan a las leyes del mercado.


Convierte nuestra mirada para hacer posible y cotidiano
el milagro del buen samaritano, ver al otro y acercarse
no pasar a su lado, compartir, ser generoso,
darlo todo por el hermano.

¡Cuántas cosas son posibles, mi buen Dios,
si cambiamos la mirada, si no damos vuelta la cara,
si no vivimos encerrados!

Abre nuestros ojos, ten compasión de nosotros,
como pedía el ciego del evangelio, que no veamos borroso,
no sea que confundamos el camino y creamos encontrarte
donde tú no te has quedado.


Descúbrenos Señor tu presencia viva, entre los pobres.
Que te re-conozcamos en el desnudo, el hambriento,
el que está solo, el preso, el enfermo, y tantos otros Señor,
en quienes nos sales al encuentro cada día, sin que a veces
lo advirtamos, por tener el corazón endurecido y los ojos cegados.


¡ Conviértenos Señor ! Devuélvenos la mirada confiada
de los niños, la transparencia que habla de lo que abunda en el alma.
No permitas que cerremos los ojos y creamos hallarte dentro nuestro
sin buscarte y encontrarte por dondes andas a diario.

Ayúdanos Señor a ver y a cambiar… a verte y a optar…
a utilizar esos lentes maravillosos que nos dejaste
para mirar el mudo, la realidad, la vida: La mirada del Evangelio,
para ver con los ojos de Dios.

(Marcelo A. Murúa)

Del libro "Ver la Vida con la mirada del Evangelio",
Marcelo A. Murúa,


"SEÑORA SANTA MARIA"


"SEÑORA SANTA MARIA"

Señora Santa María, santísima Señora, Madre de Dios; tú eres la más
pura de alma y cuerpo, que vives más allá de toda pureza, de toda
castidad, de toda virginidad; la única morada de toda la gracia del
Espíritu Santo; que sobrepasas incomparablemente a las potencias
espirituales en pureza, en santidad de alma y cuerpo; mírame
culpable, impuro, manchado en el alma y en el cuerpo por los vicios
de mi vida impura y llena de pecado; purifica mi espíritu de sus
pasiones; santifica y encamina mis pensamientos errantes y ciegos;
regula y dirige mis sentidos; líbrame de la detestable e infame
tiranía de las inclinaciones y pasiones impuras; anula en mí el
imperio de mi pecado; da la sabiduría y el discernimiento a mi
espíritu en tinieblas, miserable, para que me corrija de mis faltas y
de mis caídas, y así, libre de las tinieblas del pecado, sea hallado
digno de glorificarte, de cantarte libremente, verdadera madre de la
verdadera Luz, Cristo Dios nuestro. Pues sólo con Él y por Él eres
bendita y glorificada por toda criatura, invisible y visible, ahora y
siempre, por los siglos de los siglos.
Amén.
( Agradecemos a Irma González que nos envió esta hermosa oración, la
cual compartimos con ustedes)


"ESPIRITU SANTO DESCIENDE SOBRE NOSOTROS"


"ESPIRITU SANTO DESCIENDE SOBRE NOSOTROS"

Espíritu de Dios, desciende sobre esta comunidad,
llénanos de tu energía, comunícanos la fuerza interior necesaria para
transformarnos en nuevas personas, merecedoras de portar un nuevo
corazón, inspirado en tu soplo divino.
Infúndenos Señor tu espíritu, suscita en nosotros el ímpetu de la
oración como lo hiciste con Jesucristo, tráenos el amor de Dios
transformador de una nueva vida, de plenitud y de entrega.
Enséñanos Espíritu Santo a purificar nuestra almas, liberándolas de
toda escoria, inspíranos nuevos sentimientos de amor y de Fe,
necesarios para asumir el compromiso de vida ante Dios y de servicio
ante los hombres.
Espíritu de Dios, Paráclito consolador de los hijos de Dios,
sumérgenos en la esperanza que nos traes cada día, con la fuerza de
tu promesa de una nueva Vida. Abre nuestra mente para entender la
Palabra llevarla a nuestro corazón y luego entregarla con nuestras
obras como parte del gran compromiso que adquirimos al invocarte y
recibirte.
Espíritu Santo, inspirador, purificador, soplo Divino, eres el
maravilloso tesoro entregado por Dios y que nos dejó Jesucristo, no
permitas que los pecados, las tentaciones, la indiferencia, el
materialismo, la perdida de fe y de esperanza nos priven de tenerte
siempre con nosotros.
Llénanos con tu perfume y purifícanos para ser dignos de llegar a
Dios, limpios de alma y llenos de obras.
Nuestros corazones rebosan de alegría, por que te conocemos y
sentimos que nos llenas del suave aroma de tu presencia
transformadora, permanece con nosotros, inspíranos para llevarte a
los que aún no te conocen, es la promesa que hoy elevamos ante
nuestro Padre Dios.
Amén.
(A GRADECEMOS A BEATRIZ E SALDARRIAGA G
HABERNOS ENVIADO ESTA HERMOSA ORACION)

"SEÑOR DAME FORTALEZA Y ALEGRIA"


"SEÑOR DAME FORTALEZA Y ALEGRIA"

Señor:
Dame fuerzas cuando me sienta débil, coraje para enfrentar las
adversidades, alegría para alegrar a aquellos que sólo saben llorar.
Que yo pueda hacer el bien a los que necesitan, sea con una palabra,
sea con un gesto, sea con una sonrisa.
Señor, alimenta mi alma con tu luz, hazme relucir entre las tinieblas.
De la falta de fe y de esperanza, líbrame,
Levántame, fortifícame, enséñame el camino de la verdad y la
comprensión.
Aliméntame de sabiduría para que pueda discernir lo que es correcto
de lo que no es, para que no incurra en errores y no lleve a otros a
hacer lo mismo.
Señor, Oye mi súplica, escucha mi corazón, toca ahora mi alma y
reanímala,
pues a veces me vence la tristeza.
Levántame a mí y a todos los que cayeron alguna vez, ayúdanos a no
tener miedo de volver a caer.
Visita a mi família, mi casa, mis amigos, mis enemigos, a aquellos
que todavía voy a conocer y aquellos que ya no veo.
Divide con ellos el pan de tu misericórdia y bondad, tócales el
corazón para que también sientan tu presencia y crean verdaderamente
en un mundo mejor.
Visita a todos aquellos que necesiten de tu presencia Para que
puedan iluminarse con tu belleza y amor.
Que sepan que fuera de ti, no hay nada Señor!!
Gracias, Señor

(Agradecemos a Lidya Fernández habernos enviado esta
hermosa oración la cual compartimos con ustedes)

" VEN ESPIRITU DE AMOR "


" VEN ESPIRITU DE AMOR "

Amor divino, lazo sagrado que unes al Padre omnipotente y a su
bienaventurado Hijo, todopoderoso Espíritu consolador, dulcísimo
consolador de los afligidos, penetra con tu soberana virtud lo más
profundo de mi corazón; que tu presencia amiga llene de alegría, por
el brillo deslumbrante de tu luz, los rincones oscuros de mi morada
abandonada; ven a fecundar con la riqueza de tu rocío lo que ha
marchitado una larga sequía.

Desgarra, con un dardo de tu amor, el secreto de mi desorientado ser
interior, penetrando con tu fuego salvador la médula de mi corazón
que languidece y consume, proyectando en él la llama de un santo
ardor.

Júzgame Señor, y separa mi causa de los impíos. Enséñame a hacer tu
voluntad, porque tú eres mi Dios. Sí, creo que donde tú habitas,
estableces también la mansión del Padre y del Hijo. Dichoso el que
sea digno de tenerte por huésped, puesto que por tí el Padre y el
Hijo harán en él su morada.

Ven, pues bondadosísimo consolador del alma que sufre, ayuda en la
prueba y en el descanso. Ven, tú que purificas las manchas, tú que
curas las llagas. Ven, fuerza de los débiles, sostén de los que caen.
Ven doctor de los humildes, vencedor de los orgullosos. Ven, dulce
Padre de los huérfanos, juez de las viudas lleno de mansedumbre. Ven,
estrella de los navegantes, puerto de los naúfragos. Ven, esperanza
de los pobres, consuelo de los que desfallecen. Ven, gloria insigne
de todos los vivos.

Ven, el más santo de los espíritus; ven y ten piedad de mí. Hazme
conforme a tí e inclínate hacia mí con benevolencia para que mi
pequeñez encuentre gracia ante tu grandeza, mi impotencia ante tu
fuerza; según tu inmensa misericordia por Jesucristo mi salvador, que
vive en unidad con el Padre y contigo, y que siendo Dios, reina por
los siglos de los siglos.
Amén
(Juan de Fécamp).

Cuando un alma se abandona al Espíritu Santo, éste la educa poco a
poco y la gobierna. Al principio no sabe donde va, pero poco a poco,
la luz interior le ilumina y le hace ver todas sus acciones y el
gobierno de Dios en sus acciones, de manera que no tiene casi otra
cosa que hacer que dejar obrar a Dios en él y que haga lo que le
guste; de este modo avanza maravillosamente
.


"ORACION POR LOS POBRES"



"ORACION POR LOS POBRES"

Yo, que estoy bien calzado, te ruego Señor, por los centenares de
millones de hombres, Que caminan con los pies desnudos sobre las
calles entre el polvo y sobre las piedras. Yo, que jamás he sabido lo
que quiere decir no tener vestido, te ruego por los hombres Mis
hermanos que no tienen con qué cubrirse. Yo, que cada mañana leo los
diarios, que paso las semanas en las bibliotecas y muchos años en la
escuela, Me pongo de rodillas junto a la mesa de analfabetos. Yo, que
tengo siempre a mi disposición: el médico, las medicinas, las
enfermeras, te ruego junto a todos Los que luchan contra el terror de
las enfermedades contagiosas o incurables y que mueren sobre un
camastro sin ningún alivio. Yo, en fin, que te conozco y siento la
protección maternal de María que me socorre en mi debilidad, Que soy
heredero de una grande generación cristiana, me uno a la multitud de
aquellos que no te conocen Y que te habían servido, quizá, con más
amor y con infinito reconocimiento. Te ruego Padre, que hagas caer
sobre mi frío saber un rayo de tu luz, a fin de que comience A
comprender, a ver y amar; que caigan, finalmente las escamas de mis
ojos adormecidos. Amén.

"ORACIÓN A NUESTRA SEÑORA DE LOURDES "


 
"ORACIÓN A NUESTRA SEÑORA DE LOURDES "

Oh María, que te apareciste a Bernardita
en la cavidad de la roca;
al frío y a las sombras del invierno
tú les trajiste el calor de tu presencia
y el resplandor de tu belleza.
Infunde la esperanza, renueva la confianza
en el vacío de nuestras vidas,
tantas veces sumidas en la sombra,
y en el vacío de nuestro mundo,
en el que el Mal hace valer su fuerza.
Tú, que eres la Inmaculada Concepción,
socórrenos, pues somos pecadores.
Danos humildad para la conversión
y valor para la penitencia.
Enséñanos a rezar por todos los hombres.
Guíanos a la fuente de la verdadera vida.
Ayúdanos a caminar como peregrinos
en el seno de la Iglesia.
Estimula en nosotros el hambre de la Eucaristía,
pan del caminante, el Pan de Vida.
Oh María, el Espíritu Santo hizo en ti maravillas:
Él, con su poder, te ha colocado junto al Padre,
en la gloria de tu Hijo, el Viviente.
Vuelve tu maternal mirada
a nuestras miserias del cuerpo y del espíritu.
Que tu presencia, como luz reconfortante,
brille a nuestro lado en el trance de la muerte.
Queremos rezarte, oh María,
con sencillez de niños, como Bernardita.
Que entremos, como ella, en el espíritu
de las Bienaventuranzas;
así podremos, ya aquí abajo,
empezar a conocer las alegrías del Reino
y cantar contigo tu Magníficat.
¡Gloria a Ti, Virgen María,
dichosa servidora del Señor,
Madre de Dios,
morada del Espíritu Santo!
¡Amén!
 

" ORACIÓN AL ESPIRITU SANTO"



" ORACIÓN AL ESPIRITU SANTO"



Espíritu Santo, hoy quiero hablar contigo. Concédeme la luz y la paz
interior para ir hablándote paso a paso y sentirme escuchado.
Hoy es tiempo de una gran prueba interior, tu purificación para
conmigo. Te siento como el Podador, estás arrancando de cuajo lo que
no sirve y preparas el terreno para que ello suceda: una prueba aquí,
una cruz allá, un digusto aquí, una resistencia acá. Estás
transparentando la toma de conciencia de mis propias respuestas
interiores para convertirme.
Recuerdo a San Juan de la Cruz cuando dice que al investir esa llama
de amor y de fuego en que consiste la purificación, el Espíritu Santo
nos da la luz a nuestro ojo espiritual, para poder ver con toda
claridad nuestra naturaleza humana: miseria.
Sé que tu forma de amarme es purificarme. ¿pero cual es hoy mi
respuesta?
En la alternativa, sabes que muchas veces elijo mi propio parecer y
evado la respuesta evangélica que me haría vivir en paz y hasta
soportar con alegría la cruz.
Me doy cuenta que aspiro a pensar y a actuar sobrenaturalmente con
medios y actitudes exclusivamente humanos, apareciendo entonces por
doquier, las contradicciones que frustran, desconsuelan y angustian.
Te estoy escuchando: "Yo soy la vid, vosotros los sarmientos... Sin
mí no podéis hacer nada". En estos momentos quiero comenzar algo
distinto: AYUDAME, ven con tu hierro candente, cámbiame, transfórmame
y que aprenda a orar incesantemente noche y día contigo.
No quiero contar más conmigo, deseo vencer mi orgullo y dar un paso
de humildad: Sin ti, no puedo hacer nada y nada soy. Espero verte
cara a cara en el misterio, charlar juntos con confianza y fe, sin
miedos y sin culpas.
Tú resucitaste, estás en espíritu y verdad, aquí, ahora, junto a mí.
Acepta mis miserias, te las entrego como lo único que puedo ofrecerte
y háblame al oído con tu delicada dulzura.
AMÉN.

" ORACIÓN A LA SANTÍSIMA VIRGEN MARIA "


" ORACIÓN A LA SANTÍSIMA VIRGEN MARIA "

Concédeme, oh Reina del Cielo, que nunca se aparten de mi corazón el
temor y el amor de tu Hijo Santísimo; que por tantos beneficios
recibidos, no por mis méritos, sino por la largueza de su piedad, no
cese de alabarle con humildes acciones de gracias; que a las
innumerables culpas cometidas suceda una leal y sincera confesión y
un firmísimo y doloroso arrepentimiento y finalmente, que logre
merecer su gracia y su misericordia. Suplico también, oh puerta del
cielo y abogada de pecadores, no consientas que jamás se aparte y
desvíe este siervo tuyo de la fe, pero particularmente que, en la
hora postrera, me mantenga con ella abrazado; si el enemigo esforzare
sus astucias, no me abandone tu misericordia y tu gran piedad. Por la
confianza que tengo en ti puesta, alcánzame de tu Santísimo Hijo el
perdón de todos mis pecados y que viva y muera gustando las delicias
de tu santo amor.
Amén.
Santo Tomás de Aquino.

GRACIAS POR ESTE NUEVO DIA, SEÑOR



GRACIAS POR ESTE NUEVO DIA, SEÑOR

Al tocar la luz del dìa mis ojos, Señor,
mi corazòn se levanta hacia tì en busca de tu mirada.
Escucha las palabras de quien siente la vida de nuevo,
y estate atento, Señor; cercano a mi mano abierta,
Dà resupuesta a mi pregunta; ayùdame en mi inquietud,
tù que eres mi Señor, en quèn yo confìo.

A tì abro mi ser, mis ganas de vivir, mi despertar;
de mañana en tus manos pongo mis miedos, mis ilusiones;
de mañana, en tus ojos pongo la pureza u sinceridad
de mi bùsqueda.
de mañana en tu camino, quiero dirigir mis pasos.
Oye mi voz, Señor, tu que eres bueno y compasivo
y alienta mi vida que busca en tì luz y calor.

Mira, Señor, mi corazòn pobre, que como un gorrioncillo
busca abrigo en tus manos, toma mi arcilla
y moldeala segùn los proyectos que tienes para mì este dìa
Quiero estar ante tus ojos y dejarme penetrar por tu mirada;
delante de tus ojos, Señor, me siento pequeño y frágil.
Derrama al comenzar la mañana tu ternura y tu bondad
para que mi corazòn se sienta fuerte y animoso.

Señor, aparta de mi camino el mal que me rodea,
y no dejes que este dìa la mentira se adueñe de mí.
dame mansedumbre y humildad para que mi corazòn, Señor,
no sea hoy viuolento ni haga juego sucio a nadie.
Confìo en la abundancia de tu amor y camino hacia tì
firme de que me acoges en tu casa. Haz. Señor,
que camine hoy en tu presencia y que tema apartarme de tì.

Guíame, Señor, tu que eres bueno y santo;
guíame hacia la luz y que camine como hijo de la luz;
guíame y allana mi caminopara que sea fiel a tu ley.
ue tu camino, Señor, Sea hoy la pasiòn de mi corazòn joven,
y que tu Espíritu Santo me ayude en cada paso.

Que mi boca, Señor, sea hoy la expresiòn de mi interior;
que mis palabras arranquen de lo profundo y sean verdaderas.

Sñor, dame un corazòn limpio pra que te pueda ver,
Señor, dame un corazòn de pobre para que viva hoy tu reino,
Señor, dame un corazòn misericordioso, para que derrame misericordia,
Señor, dame un corazòn lleno de paz, para que sea hijo tuyo,
Señor, dame un corazòn que tenga hambre y sed de justicia
para que sea saciado y haga tu voluntad;
Señor, dame un corazòn manso para que posea la tierra,
Que mi corazón se alegre y se regocije hoy,
porque todo lo espero de Tí Dios mío.

A tí me acojo, Señor, al comenzar el día, protégeme.
En tí pongo mi confianza como un niño en su made, ayúdame.
A tí abro mis proyectos y los planes de este día, acompáñame
A tí ofrezco lo que soy y lo que tengo, acógelo.
A tí que eres Dios de la vida, te pido fuerza, anímame.
Mi corazón te ama y, lleno de gozo exulta en tí.

Bendíceme , Señor, guíame por el camino justo;
como un gran escudo defiéndeme, sé mi fortaleza.
Que tus alas, Señor, me cobijen y guarden
mientras yo voy viviendo el dìa de hoy.
Amén.
(Del Salmo 5)

"VIRGEN DE LA CONFIANZA"


"VIRGEN DE LA CONFIANZA"

Madre siempre fiel,
cuando te asaltó la incertidumbre,
cuando las cosas se te hacían complicadas,
supiste confiar.
¡Y cómo confiaste!
En el momento cumbre de la historia
con decisión y firmeza
pronunciaste aquel bienaventurado
«Hágase»,
del que viene nuestra salud.
¡Y siempre lo mantuviste!
Las desconfianzas de otros,
los decires de tantos
nunca te apartaron
de la santa confianza.
Obténme,
Santa María de la Confianza,
el auxilio divino
que me permita superar
las incertidumbres que ahora me acosan.
Que así sea.
AMÉN
_____________________

Tómate tiempo para pensar
Es la fuente de poder
Tómate tiempo para rezar
Es el mayor poder sobre la tierra
Tómate tiempo para reír
Es la música del alma
Tómate tiempo para jugar
Es el secreto de la perpetua juventud
Tómate tiempo para amar y ser amado
Es el privilegio que nos da Dios
Tómate tiempo para dar
El día es demasiado corto para ser egoísta
Tómate tiempo para leer
Es la fuente de la sabiduría
Tómate tiempo para ser amable
Es el camino hacia la felicidad
Tómate tiempo para trabajar
Es el precio del éxito
Tómate tiempo para hacer caridad
Es la llave del cielo

Madre Teresa de Calcuta

(Agradecemos a "Juan Carlos Luis Perelli"
que nos envió esta hermosa reflexión.)


" RECONOCERTE SIEMPRE SEÑOR"

" RECONOCERTE SIEMPRE SEÑOR"

Por el dolor tan grande que sentiste cuando
esos inmensos clavos traspasaron tus manos,
tus pies, en esa pesada cruz.
Por esa pesada corona de espinas que llevaste
en tu cabeza, la cual te hacía sangrar.
Por ese momento que tu pediste agua y te
dieron vinagre, oh mi señor cuanto dolor.
Por esos latigazos que recibiste como castigo
por algo que no hiciste.
Oh mi señor cuanto Dolor, cuanto sufirmiento,
cuanta tristeza y todo por amor a mi.

Por eso señor me he tomado de tu mano,
para que seas tu quien guie mi vida, siempre
por el camino correcto, y que siempre
permanezca contigo.

Necesito de tus consejos, para no fracasar.

Regálame sabiduría, para poder actuar en
las dificultades.

Te pido me regales mas salud, para poder
emprender mis metas y mis planes y que
seas tú quien los dirija.

Fuerza para soportar cualquier caída y poder levantarme
siempre, con la mirada fija en tí.

Regálame valor, para poder actuar ante cualquier
circunstancia, pensando siempre en tí

Llena mi corazón de amor y generosidad, para
ver la necesidad del prójimo, y compartir
todo lo que tengo.

Quiero siempre permanecer en tu amor, para ser mejor
cada día, como hijo, como hermano, como padre,
como madre, como esposa, como esposo, abuelo.

Bendice siempre mi hogar, porque tú eres el
Centro de nuestras vidas, allí estás entre nosotros
encendiendo el fuego de tu amor, para mantener viva
esa luz, que solo tu puedes dar.

Cuando te amo oh mi Señor y Salvador
Amen.

(Agradecemos a Rosario Ortiz habernos enviado
Esta hermosa oración.)

" ORACION A JESUS CRUCIFICADO"


" ORACION A JESUS CRUCIFICADO"

Oh Jesús, que llevado de vuestro
ardentísimo amor hacia nosotros,
habéis querido ser crucificado y
derramar vuestra preciosísima Sangre
para redimir y salvar nuestras almas;
dirigid una mirada a todos nosotros
que llenos de santo recogimiento estamos
aquí recordando vuestra dolorosísima pasión
y muerte. Con vuestra gracia purificadnos
del pecado, santificad nuestro trabajo,
dadnos a nosotros y a nuestros allegados
el pan de cada día, endulzad nuestras penas,
bendecid nuestras familias y conceded al
pueblo, tan afligido por duras pruebas,
vuestra paz, que sólo ella es la paz verdadera,
a fin de que, obedeciendo vuestros mandamientos,
podamos llegar un día a la gloria del Cielo.
Así sea.
 

" ORACIÓN A DIOS PADRE, HIJO Y ESPIRITU SANTO"



" ORACIÓN A DIOS PADRE, HIJO Y ESPIRITU SANTO"

Quisiera despojar mi oración Padre,
de toda palabra preconcebida,
Quisiera adormecer mis sentidos
para dejarme guiar tan sólo por Ti,
y pensar que no soy nada.

Quisiera que me empapes de Fe viva Jesús,
para transmitir la Fe serena, la Fe de la esperanza
y la Fe de la alegría a todo el mundo,
y seguir pensando que no soy nada.

Quisiera que me des, oh Espíritu Santo,
el don del amor y la caridad,
para recoger al caído y brindarle
Tu mano y consuelo, y pensar aún,
que no soy nada.

Quisiera que me ayudes, Virgen María,
a siempre recordar tu santa vida
para que yo pueda encontrar en ella
la inspiración de mis días,
sin olvidar que yo... yo no soy nada.
Porque siendo nada, sabré que sin Ti Señor,
no puedo hacer nada.

Amén
.
 

"GRACIAS MADRE NUESTRA MARIA"




"GRACIAS MADRE NUESTRA MARIA"

Gracias por ser Santa María.
Gracias por haberte abierto a la gracia,
y a la escucha de la Palabra,
desde siempre.
Gracias por haber acogido
en tu seno purísimo
a quien es
la Vida y el Amor.
Gracias por haber mantenido
tu "Hágase"
a través de todos
los acontecimientos de tu vida.
Gracias por tus ejemplos
dignos de ser acogidos
y vividos.
Gracias por tu sencillez,
por tu docilidad,
por esa magnífica sobriedad,
por tu capacidad de escucha,
por tu reverencia,
por tu fidelidad,
por tu magnanimidad,
y por todas aquellas virtudes
que rivalizan en belleza
entre sí
y que Dios nos permite
atisbar en Ti.
Gracias por tu mirada maternal,
por tus intercesiones,
tu ternura,
tus auxilios y orientaciones.
Gracias por tantas bondades.
En fin,
gracias por ser Santa María,
Madre del Señor Jesús
y nuestra.
Amén.
(Kirk Eland)


" AL COMENZAR UN NUEVO DIA"


" AL COMENZAR UN NUEVO DIA"

Buenos días, Señor,
a ti el primero encuentra
la mirada del corazón,
apenas nace el día;
Tú eres la luz
y el sol de mi jornada.
Buenos días, Señor,
contigo quiero
andar por la vereda;
Tú, mi camino,
mi verdad, mi vida;
Tú, la esperanza
firme que me queda.
Buenos días, Señor,
a Ti te busco.
Levanto a Ti las
manos y el corazón,
al despertar la aurora;
quiero encontrarte
siempre en mis hermanos.
Buenos días, Señor resucitado,
que traes la alegría al
corazón que va por tus caminos,
vencedor de tu muerte
y de la mía!.

Amén.
(Agradecemos a Ing. Glenda Ruiz
de Ramírez, que nos envió esta
hermosa oración.)

_________________

TIPS PARA HACER ORACION…

¡JESÚS CONFÍO EN TI!
A veces se puede hacer oración también reflexionando
en lo que Jesús nos diría cuando nuestra fe flaquea
el quiere que confiemos en el.

Maru M. de Pozos, no envía esta hermosa oración. )

¡CONFÍA EN MÍ!

¿Por qué te agitas y confundes por los problemas
que te trae la vida? Déjame controlar todas tus cosas
e irán tornándose mejores.

Cuando te entregues totalmente a Mí, todas las cosas
serán resueltascon tranquilidad, de acuerdo a Mis planes.

No te frustres, no me ores como apresurándome

como si quisieras forzarme a realizar tus planes.

En lugar de eso, cierra los ojos de tu alma y con
paz dime:

"¡JESÚS YO CONFÍO EN TI!".

Trata de evitar esos pensamientos que te angustian
al querer comprender las cosas que te pasan.

No arruines Mis planes tratando de imponer tus ideas,
déjame ser tu Dios y actuar libremente en tu vida.
Entrégate a Mí con completa confianza y deja tu futuro
en Mis manos. Dime frecuentemente:

"¡JESÚS YO CONFÍO EN TI!".

Lo que más te lastima es cuando tratas de razonarlo
todo de acuerdo a tus pensamientos e

intentas resolver tus problemas a tu manera.
Cuando me digas,"JESÚS YO CONFÍO EN TI", no seas
como el impaciente que le dice al doctor: "cúreme",
pero le sugiere la "mejor" forma de hacerlo.
Déjate curar por Mis brazos Divinos, no tengas miedo,
Yo te amo.

Si ves que las cosas se vuelven peores o más complicadas,
aún cuando tú estás orando; manténte confiando en Mí,
cierra los ojos de tu alma

y continúa diciendo a cada hora:

"¡JESÚS YO CONFÍO EN TI!".

Necesito Mis Manos libres para poder manifestarte
Mis bendiciones.

No ates Mis Manos con tus absurdas preocupaciones.
Satanás quiere que te frustres, hacerte sentir triste,
quitarte la paz.

Confía en Mí, descansa en Mí, entrégate a Mí Yo hago
milagros en la medida en que tú te abandonas a Mí y
de acuerdo a la fe que me tienes. Así que no te
preocupes, dame todas tus frustraciones y duerme
en paz, y siempre dime: "¡JESÚS YO CONFÍO EN TI!"

y verás grandes milagros. Te lo prometo con todo
Mi Amor...
TU AMIGO JESUCRISTO.

"SEÑOR Y DIOS MIO"



"SEÑOR Y DIOS MIO"

Señor y Dios mío,
mi punica esperanza,
óyeme para que no sucumba al desaliento
y deje de buscarte.
Dame la gracia de que yo
ansíe siempre ver tu rostro
dáme fuerzas para la búsqueda,
tú que hiciste que te encontrara
y que me has dado esperanzas
de un conocimiento más perfecto.
Ante tí está mi firmeza y mi debilidad
sana esta, conserva aquella,
ante tí está mi ciencia y mi ignorancia
si me abres, recibe al que entra,
si me cierras el postigo, recibe al que llama,
Haz que me acuerde de tí,
que te comprenda y te ame.
acecienta en mí estos dones,
hasta mi cambio completo,
cuando arribemos a tu presencia,
cesarán estas muchas cosas
que ahora hablamos sin comprenderlas,
y tú permanecerás todo en todos,
y entonces,viviremos simpre,
alabándote unánimemente,
Y hechos en tí
también nosotros una sola cosa....
Amén.
(San Agustín)
(Agradecemos a Irma Vargas que nos envió esta
hermosa oración)

EL "PADRE NUESTRO" DE DIOS


EL "PADRE NUESTRO" DE DIOS

Hijo mío, que estás en la tierra,
preocupado, solitario y tentado.
Yo conozco perfectamente tu nombre,
y lo pronuncio como santificándolo, porque te amo.

No, no estás sólo, sino habitado por Mí,
y juntos construímos este Reino
del que tú vas a ser el heredero.

Me gusta que hagas mi voluntad,
porque mi voluntad es que tú seas feliz,
ya que la gloria de Dios es el hombre viviente.

Cuenta siempre conmigo,
y tendrás el pan para hoy, no te preocupes;
sólo te pido que sepas compartirlo con tus hermanos.

Sabes que perdono todas tus ofensas,
antes incluso de que las cometas;
por eso te pido que hagas lo mismo con los que a ti te ofenden.

Y, para que nunca caigas en la tentación,
cógete fuerte de mi mano,
y yo te libraré del mal,
pobre y querido hijo mío.

(J.L. Martín Descalzo)

"ORACION A JESUCRISTO"


"ORACION A JESUCRISTO"

Señor mío Jesucristo, en cuya mano están
todas las cosas, y no hay nadie que pueda
resistir vuestra voluntad, que os habéis
dignado nacer, morir y resucitar: por el
misterio de vuestro Santísimo Cuerpo,
y por las cinco llagas, y el derramamiento
de vuestra preciosísima sangre, compadeceos
de nosotros, como vos sabéis lo necesitamos
en nuestras almas y en nuestros cuerpos;
libradnos de las tentaciones del demonio
y de todo lo que veis que nos aflige; y
conservadnos y fortalecednos hasta el fin,
en vuestro servicio, y dadnos una verdadera
enmienda, y espacio de verdadera penitencia,
y el perdón de todos los pecados después de
la muerte; y haced que amemos a nuestros
hermanos, hermanas, amigos y enemigos; y
que con todos los Santos gocemos eternamente
en vuestro reino, que con Dios Padre y el
Espíritu Santo vivís y reináis, Dios por
los siglos de los siglos. Amén.

(San Francisco Javier, Misionero Jesuita)


"BUENAS NOCHES PADRE DIOS"


"BUENAS NOCHES PADRE DIOS"

Antes de cerrar los ojos,
los labios y el corazón,
al final de la jornada,
¡buenas noches!, Padre Dios.

Gracias por todas las gracias
que nos ha dado tu amor;
si muchas son nuestras deudas,
infinito es tu perdón.
Mañana te serviremos,
en tu presencia, mejor.
A la sombra de tus alas,
Padre nuestro, abríganos.
Quédate junto a nosotros
y danos tu bendición.

Antes de cerrar los ojos,
los labios y el corazón,
al final de la jornada,
¡buenas noches! Padre Dios

Gloria al Padre omnipotente,
gloria al Hijo Redentor,
gloria al Espíritu Santo:
tres personas, sólo un Dios.
Amen
(Javier)

TIPS PARA HACER ORACION

LA ORACION DE PETICION

Algunas veces decimos: si Dios lo sabe todo no tiene
sentido pedirle cosas porque Él conoce perfectamente
nuestras necesidades. Sin embargo, en varios lugares
del Evangelio el Señor insiste en que le pidamos cosas.

La oración de petición es, ante todo, un reconocimiento:
reconocer a Dios como el único de quien proviene todo bien,
y el único que nos lo puede otorgar. Pide aquél que se da
cuenta de que hay algo de lo que carece, y eso también es
algo que hemos de recordar, dándonos cuenta de que no somos
autosuficientes, de que hay en nosotros muchas pobrezas
que solo Dios puede llenar. Por eso la petición es un modo
de orar gratatísimo a Nuestro Padre del cielo, porque le
tendemos la mano como hijos, esperando su amor, su
correspondencia, sus dones de Padre.

"SEÑOR TU ME CONOCES"


"SEÑOR TU ME CONOCES"

Señor, Tú me conoces mejor de lo que
yo me conozco a mí mismo.
Tu Espíritu empapa todos los momentos de mi vida.
Gracias por tu gracia y por tu amor que derramas sobre mí.
Gracias por tu constante y suave invitación a que te deje
entrar en mi vida.
Perdóname por las veces que he rehusado tu invitación,
y me he encerrado lejos de tu amor.

Ayúdame a que en este día venidero reconozca tu
presencia en mi vida,
para que me abra a Ti. Para que Tú obres en mí,
para tu mayor gloria.
Amén.

(San Ignacio de Loyola )

"RESPIRA EN MI OH ESPIRITU SANTO"


"RESPIRA EN MI OH ESPIRITU SANTO"

(Escrita por san Agustín)

Respira en mi
Oh Espíritu Santo
Para que mis pensamientos
Puedan ser todos santos.

Actúa en mí
Oh Espíritu Santo
Para que mi trabajo,
también pueda ser santo.

Dibuja mi corazón
Oh Espíritu Santo
Para que sólo ame
Lo que es santo.

Fortaléceme
Oh Espíritu Santo
Para que defienda
Todo lo que es Santo.

Guárdame pues
Oh Espíritu Santo
Para que yo siempre
Pueda ser santo.
Amén.
(San Agustín )
_______________________________
TIPS PARA HACER ORACION

ORACION PARA REZAR TODOS LOS DIAS.

¡Dios mío! Dios de amor y de verdad. Autor de la
santificación de nuestras almas, postrado humildemente
ante vuestra soberana Majestad, detesto en la amargura
de mi corazón todos mis pecados, como ofensas hechas a
Vos, digno de ser amado sobre todas las cesas.
¡Oh bondad infinita! ¡Quién jamás os hubiera ofendido!
Perdonadme, Señor, Dios de gracia y de misericordia,
perdonadme mis continuas infidelidades; el no haber
tenido valor para ejecutar cosa alguna buena, después
que tantas veces vuestra misericordia y gracia me han
solicitado, reprendido, amenazado e inspirado amorosamente.
Me pesa, me arrepiento de la ingrata correspondencia e
indigna ceguedad con que he resistido incesantemente a
vuestros dulces y divinos llamamientos. Mas propongo
firmemente con vuestro auxilio de no ser ya rebelde a Vos,
de seguir en adelante vuestras tiernas inspiraciones con
suma docilidad. A este fin, alumbrad, oh fuente de luz, mi
entendimiento, fortaleced mi voluntad, purificad mi corazón,
arreglad todos mis pensamientos, deseos y afectos, y hacedme
digno de gustar los frutos bienaventurados que vuestros dones
producen en las almas que os poseen. Concededme las gracias
que os pido en esta Novena, si han de ser para mayor gloria
vuestra, y para que yo os vea, ame y alabe sin fin en vuestra
gloria. Amén.

"ORACION AL SANTISIMO SACRAMENTO"


"ORACION AL SANTISIMO SACRAMENTO"

Señor mío Jesucristo, que por amor a los hombre
estás noche y día en este sacramento, lleno de
piedad y de amor, esperando, llamando y recibiendo
a cuantos vienen a visitarte: creo que estás presente
en el sacramento del altar. Te adoro desde el abismo
de mi nada y te doy gracias por todas las mercedes
que me has hecho, y especialmente por haberte dado
tu mismo en este sacramento, por haberme concedido
por mi abogada a tu amantísima Madre y haberme llamado
a visitarte en este iglesia.

Adoro ahora a tu Santísimo corazón y deseo adorarlo
por tres fines: el primero, en acción de gracias por
este insigne beneficio; en segundo lugar, para
resarcirte de todas las injurias que recibes de tus
enemigos en este sacramento; y finalmente, deseando
adorarte con esta visita en todos los lugares de la
tierra donde estás sacramentado con menos culto y
abandono.

(San Alfonso María de Ligorio)


"SUPLICA AL ESPIRITU SANTO"



"SUPLICA AL ESPIRITU SANTO"

Oh Espíritu Santo, Dios eterno, bajo cuyo poder
se hallan el cielo y la tierra, humildemente
postrado ante vuestra infinita Majestad, os
entrego enteramente mi alma y mi cuerpo.
Os suplico me concedais, la hermosura y resplandor
de vuestra pureza, vuestra inmutable justicia y
la fuerza de vuestro amor.
Oh Vos, único sostén y luz de mi alma. A Vos lo
debo si vivo, pienso y trabajo. No permitáis que
me rebele contra Vos o que resista a las dulces
inspiraciones de vuestra gracia, antes por el
contrario custodiad mi interior, para que oiga
vuestra voz, la siga en todo, y halle en el tesoro
de vuestra misericordia fuerzas contra mi debilidad.
Oh Espíritu Santo, digno de toda honra y adoración,
apiadaos de mis miserias, sacadme del error y concededme
el perdón; os lo pido, apoyado en los méritos de Nuestro
Señor Jesucristo, que por nosotros fue crucificado.
Oh Espíritu del Padre y del Hijo, haced con vuestra
gracia que pueda siempre decir de todo corazón:
"Habla Señor, tu siervo te escucha".
Espíritu de Sabiduría,
Reinad en todos mis pensamientos, palabras y obras,
desde ahora, hasta la hora de mi muerte.
Espíritu de Entendimiento,
Iluminadme y enseñadme.
Espíritu de Consejo,
Suplid mi falta de experiencia.
Espíritu de Ciencia,
Libradme de mis ignorancias.
Espíritu de Fortaleza,
Hacedme fuerte en el servicio de Dios; dadme valor
para proceder en todo con bondad y benevolencia,
con dulzura y fidelidad, con paciencia y amor,
con alegría y magnanimidad.
Espíritu de Piedad,
Hacedme íntimo en mis relaciones con Dios.
Espíritu de temor de Dios,
Libradme de todo mal.
Espíritu de Paz,
Dadme vuestra Paz.
Espíritu de Santidad,
Adornad con las celestiales virtudes de pureza
y modestia, el Templo que vos habéis escogido por
vuestra morada y, por vuestra omnipotente gracia,
preservad mi alma de la mancha del pecado. 
 Amén.



" ORACION A LA SANTISIMA VIRGEN DE LOURDES "



" ORACION A LA SANTISIMA VIRGEN DE LOURDES "

Dóciles a la invitación de tu voz maternal,
oh Virgen Inmaculada de Lourdes, acudimos a
tus pies en la humilde gruta donde aparecisteis
para indicar a los extraviados el camino de la
oración y penitencia, dispensando a los que
sufren las gracias y prodigios de tu soberana
bondad.

Recibid, oh reina compasiva, las alabanzas y
súplicas que pueblos y naciones, unidos en la
angustia y la amargura, elevan confiados a Ti.

¡Oh blanca visión del paraíso, aparta de los
espíritus las tinieblas del error con la luz
de la fe! ¡Oh mística rosa, socorre las almas
abatidas, con el celeste perfume de la esperanza!
¡Oh fuente inagotable de aguas saludables, reanima
los corazones endurecidos, con la ola de la divina
caridad!

Haz que nosotros tus hijos, confortados por Ti en
las penas, protegidos en los peligros, apoyados en
las luchas, amemos y sirvamos a tu dulce Jesús,
y merezcamos los goces eternos junto a Ti.

Amén.

(Oración compuesta por Pío XII)

ORACION A LA SANTISIMA TRINIDAD


ORACION A LA SANTISIMA TRINIDAD

¡Oh Dios mío, Trinidad adorable, ayúdame a olvidarme
por entero para establecerme en ti!

¡Oh mi Cristo amado, crucificado por amor! Siento mi
impotencia y te pido que me revistas de ti mismo, que
identifiques mi alma con todos lo movimientos de tu
alma; que me sustituyas, para que mi vida no sea más
que una irradiación de tu propia vida. Ven a mí como
adorador, como reparador y como salvador...

¡Oh fuego consumidor, Espíritu de amor! Ven a mí, para
que se haga en mi alma una como encarnación del Verbo;
que yo sea para él una humanidad sobreañadida en la que
él renueve todo su misterio.

Y tú, ¡oh Padre!, inclínate sobre tu criatura; no veas
en ella más que a tu amado en el que has puesto todas
tus complacencias.

¡Oh mis tres, mi todo, mi dicha, soledad infinita,
inmensidad en que me pierdo! Me entrego a vos como
una presa; sepultaos en mi para que yo me sepulte en
vos, en espera de ir a contemplar en vuestra luz el
abismo de vuestras grandezas.
Amén.

(Escrita por la Beata Sor Isabel de la Trinidad)

"PARA ORAR CON EL SANTISIMO"



"PARA ORAR CON EL SANTISIMO"

¡ Que bien se está contigo SEÑOR junto al SAGRARIO!
Que bien se está contigo, ¿por qué no vendré mas?
Hace ya muchos años que vengo a diario
y aqui te encuentro siempre -AMOR SOLITARIO-
Solo, pobre, escondido, pensando en mi quizás!.....
TU no me dices nada ni yo te digo nada;
si TU lo sabes todo ¿que voy a decirte?
Sabes todas mis penas, todas mis alegrías,
sabes que vengo a verte con las manos vacías.
y que no tengo nada que te pueda servir.
Siempre que vengo a verte, siempre te encuentro solo
¿Será SEÑOR que nadie sabe que estás aqui?
No se , pero se, en cambio, que aunque nadie viniera,
aunque nadie te amara ni te lo agradeciera,
aqui estarías siempre esperandome a mi.....
¿Por qué no vendré mas? ¡Que ciego estoy, que ciego!
Si se por experiencia que cuando a TI me llego
siempre vuelvo cambiado, siempre salgo mejor.
¿A donde voy Dios mio, cuando a mi Dios no vengo?
¡Si TU me esperas siempre! Si a TI siempre te tengo
si jamás me has cerrado las puertas de tu AMOR.
Por otros se recorren a pie largos caminos,
acuden de muy lejos cansados peregrinos
o pagan grandes sumas que no han de recobrar.
Por Ti, nadie me pregunta, de TI nadie hace caso,
si alguna vez te visitan es solo así de paso;
aqui eres TU quien jamás paga si alguno quiere entrar.
¿Por qué no vendrémas si se que aqui, a TU lado,
puedo encontrar, Dios mio, lo que tanto he buscado
mi luz, mi fortaleza, mi paz mi único bien?
¡Si jamás he sufrido, si jamás he llorado SEÑOR
sin que conmigo llorases TU también!
¿Por qué no vendre mas JESUCRISTO BENDITO?
¡si TU lo estás deseando, ! si yo lo necesito!
Si se que no soy nada cuando vengo aqui.....
Si aqui me enseñaráis la ciencia de los santos
como aqui la buscaron y la aprendieron tantos,
que fueron tus amigos y gozan de TI....
¿Por qué no vendré más, si sé yo
que TU eres el modelo único y necesario
que nada se hace duro mirándote a TI aqui....?
El SAGRARIO es la celda donde estás encerrado.....
¡Que pobre, que obediente, que manso, que callado,
que solo, que escondido......nadie se fija en TI!
¿Por qué no vendré más ? ¡ Oh Bondad infinita!
riqueza inestimable que nada necesita,
y que te has humillado a mendigar mi amor
Abreme ya esa puerta, -sea esa ya mi vida-
olvidado de todos, de todos escondida,
¡Que bien se está contigo, que bien se está SEÑOR !
Amén

(Agradecemos a M.G.E el habernos enviado esta
hermosa oración)

" ENSEÑAME OH MARIA AUXILIADORA "




" ENSEÑAME OH MARIA AUXILIADORA "

Enséñame, Oh María Auxiliadora,
a ser dulce y bueno en todos los
acontecimientos de mi vida; en los
desengaños, en el descuido de otros,
en la falta de sinceridad de aquellos
en quienes creí, en la deslealtad de
aquellos en quienes confié.

Ayúdame a olvidarme de mí mismo para
pensar en la felicidad de otros;
a ocultar mis pequeños sufrimientos
de tal modo que sea yo el único
que los padezca.

Enséñame a sacar provecho de ellos,
a usarlos de tal modo que me suavicen,
no me endurezcan ni me amarguen;
que me hagan paciente y no irritable;
que me hagan amplio en mi clemencia
y no estrecho y despótico.

Que nadie sea menos bueno,
menos sincero, menos amable,
menos noble, menos santo por
haber sido mi compañero de viaje
en el camino hacia la vida eterna.

Amén.

" A TI TE BUSCO, SEÑOR "



" A TI TE BUSCO, SEÑOR "

Señor, hoy quiero hablar contigo. Concédeme la luz
y la paz interior para ir hablándote paso a paso y
sentirme escuchado. Hoy es tiempo de una gran prueba
interior, tu purificación para conmigo. Te siento como
el Podador, estás arrancando de cuajo lo que no sirve
y preparas el terreno para que ello suceda: una prueba aquí,
una cruz allá, un digusto aquí, una resistencia acá.
Estás transparentando la toma de conciencia de mis propias
respuestas interiores para convertirme.
Sé que tu forma de amarme es purificarme.
¿pero cual es hoy mi respuesta? En la alternativa, sabes
que muchas veces elijo mi propio parecer y evado la
respuesta evangélica que me haría vivir en paz y hasta
soportar con alegría la cruz.
Me doy cuenta que aspiro a pensar y a actuar sobrenaturalemente
con medios y actitudes exclusivamente humanos,
apareciendo entonces por doquier, las contradicciones
que frustran, desconsuelan y angustian.
Te estoy escuchando: "Yo soy la vid, vosotros los sarmientos...
Sin mí no podéis hacer nada". En estos momentos quiero comenzar
algo distinto: AYUDAME, ven con tu hierro candente,
cámbiame, transfórmame y que aprenda a orar incesantemente
noche y día contigo.
No quiero contar más conmigo, deseo vencer mi orgullo y
dar un paso de humildad: Sin ti, no puedo hacer nada y nada soy.
Espero verte cara a cara en el misterio, charlar juntos
con confianza y fe, sin miedos y sin culpas.
Tú resucitaste, estás en espíritu y verdad, aquí, ahora,
junto a mí. Acepta mis miserias, te las entrego como lo
único que puedo ofrecerte y háblame al oído con tu
delicada dulzura.

" CREO EN TI "



" CREO EN TI "

Cuando llega la dificultad
y las pruebas,
en los momentos de angustia,
de duda o enfermedad,
es bueno decir al Señor que
seguimos creyendo en El.

Señor, Tu siempre me has dado
La fuerza necesaria,
y, aunque débil,
Creo en Ti.

Señor, Tu siempre me has dado
La paz de cada día,
y, aunque angustiado,
Creo en Ti.

Señor, Tu siempre me has guardado
En la prueba,
Y, aunque estoy en ella,
Creo en Ti.

Señor, Tu siempre has alumbrado
Mis tinieblas,
Y, aunque no tengo luz,
Creo en Ti.

"ORACIÓN DE CONFIANZA ANTE LA ENFERMEDAD"


"ORACIÓN DE CONFIANZA ANTE LA ENFERMEDAD"

Señor Jesús, Te agradezco por el don de la vida.
Tú conoces las personas y las circunstancias que
me han formado ya sea física como emocional y
espiritualmente. Ellas, y las más íntimas experiencias
de mi mente y de mi corazón, me han hecho la persona
que soy ahora.

Perdóname, Señor, por todas las veces que te he
fallado, por mi fallos contra mi mismo y los demás.
Al mismo tiempo, perdono a todos los que me han
fallado de alguna manera y me han herido.

Ayúdame a ver que mi enfermedad tiene una parte muy
importante en mi vida. Ella me ayudará a ser plenamente
la persona que Tu quieres que yo sea. No permitas que
yo pierda o desperdicie lo que Tu quieres hacer conmigo
para hacer completa mi vida en esta tierra y para
prepara mi vida contigo en el Cielo.

Ahora yo no puedo orar de la manera que quisiera.
(Estoy dolorido, cansado confundido). Te pido que
aceptes cada mi respiro como un acto de amor y de
confianza en Ti.

Tu eres mi Salvador. Yo quiero descansar sobre tu amante
Corazón en la seguridad y en la paz, como un niño en los
brazos de su padre. Yo sé que Tú no me abandonarás.

Te amo, mi Señor, quisiera amarte con todo mi corazón.
AMEN


Dios es Amor.


Clik en este link: