Pages

jueves, 30 de noviembre de 2017

BUENOS DIAS SEÑOR JESÚS



BUENOS DIAS SEÑOR JESÚS


Me cuesta comenzar este día porque sé
que es una nueva tarea, un nuevo compromiso,
un nuevo esfuerzo. Porque te amo, quiero
comenzar este día con entusiasmo, con alegría,
en mi propia persona.

Gracias, Señor Jesús, por este nuevo empezar.
Gracias, Señor Jesús, por tu presencia,
tu amor y compañía en este caminar
de mi existencia.
Quiero sembrar paz, solidaridad y amor
entre mis hermanos.

Que cuantos se me allegan, ninguno deje
de escucharme algo que pueda serle útil.
Que ninguno note debilitada su fe en sí mismo.
Que ninguno se retire sin alivio en sus dolores
y dificultades. Déjame sentir tu honda paz,
presente en cada experiencia en la armonía
de vivir.

Guárdame de palabras ociosas y vanas fantasías.
Calma la carrera de mi mente para que mis
pensamientos tengan claridad y la
luz de tu Santo Espíritu me ilumine en cada
instante de este día.
Bien sé Señor que esta tarea la comienzan
cada día muchos hermanos de
cualquier punto de la tierra y eso me alienta y empuja.
También te pido por ellos y con ellos te digo:
BUENOS DIAS SEÑOR JESUS.

Sara T. Nos envió esta Oración y con gusto la
compartimos con ustedes.

domingo, 12 de noviembre de 2017

SENCILLOS Y HUMILDES




SENCILLOS Y HUMILDES

Padre Nuestro, danos una señal,para que comprendamos
lo valioso que somos para Tí. Ven a nuestra vida con tu
palabra creadora y haz de que cada uno de nosotros
un templo de oración y adoración.

Señor, Padre, escucha nuestros ruegos… Porque quién nos
va a dar seguridad, si Tú no nos tomas de la mano; como un
papá lo hace con su hijo pequeño?

Haz que seamos sencillos y humildes para que recibamos
Tu Reino como pan de cada día.

Haz que como el Santo Cura de Ars, podamos ver tu rostro
en cada ser humano, en cada persona que nos rodea, y que podamos
vivir el evangelio de una manera sencilla y humilde, buscando siempre
tu mayor gloria y la extensión de tu reino .

Señor, todo esto te lo pedimos por María tu dulce y santa
Madre.

Amén.

martes, 7 de noviembre de 2017



ORACION A LA VIRGEN MARIA

Santa María, Madre de Dios,
consérvame un corazón de niño,
limpio, puro y transparente,
como un manantial;
dame un corazón sencillo,
que no rumie sus tristezas;
un corazón magnánimo
al entregarse,
tierno para la compasión;
un corazón fiel y generoso
que no olvide ningún bien,
ni guarde rencor por ningún mal.

Dame un corazón dulce y humilde,
que ame sin esperar nada a cambio,
gozoso de olvidarse en otro corazón,
delante de tu Hijo Jesús;

Dame un corazón grande
que ninguna ingratitud cierre
y ninguna indiferencia canse;
un corazón preocupado
por la gloria de Jesucristo,
herido de su amor
con una llaga que solo cierra
en la eternidad.

María hazme un corazón humilde
Y misericordioso como el de
Tu Hijo Jesús.

Amén.
(P. L. Grandmoison)