miércoles, 17 de octubre de 2018

SEÑOR ACOGE Y SANTIFICA MI ORACION



SEÑOR ACOGE Y SANTIFICA MI ORACION


Tú que has dado la Santidad a los santos,
y la sabiduría a los simples de corazón
y has descendido sobre los apóstoles
dándoles la fuerza de dar testimonio:
acoge y santifica esta oración
que te ofrezco el día de hoy
dáme la gracia de caminar sin temor
y sin equivocación,
según tus dones vivificantes
Ven pronto,
quiero ser un testigo de tu amor
entre la gente que me rodea.
el mundo por medio de tí vivirá,
te glorificará a tí Santísima Trinidad,
ahora y por siempre.
Amén.

(L. Guglielmoni y F. Negri)

SEÑOR ACOGE Y SANTIFICA MI ORACION
Dejame tu comentario.

martes, 16 de octubre de 2018

SANTISIMA TRINIDAD



SANTISIMA TRINIDAD

Oh, Santísima Trinidad,
¡ten piedad de mí!
Oh Santísima Trinidad,
¡perdona mis pecados!
Señor, elimina, cancela, absuelve,
y perdóname de todos mis pecados
y los pecados de aquellos
que con verdadera fe te invocan
por mediación mía.
Destruye, Señor,
todos nuestros pecados
por tu misericordia infinita.
tú Dios, Omnipotente,
perdonas nuestras culpas
y no quieres la muerte del pecador
sino que se arrepienta y viva:
yo, extiendo hacia tí mis manos,
abro para tí mi corazón
y te pido perdón de todas mis culpas.
Preserva mi mente de todo
mal pensamiento y mis ojos, 
de toda mirada impura,
mis oídos de escuchar cosas vanas,
mis manos, de toda obra mala,
mi corazón de todo pecado,
para que así yo sea todo para tí,
Oh Señor y Dios nuestro.
A tí la gloria por los siglos.
Amén.
( L. Guglielmoni)
SANTISIMA TRINIDAD
Dejame tu comentario.

domingo, 23 de septiembre de 2018

SUPLICA EN EL CANSANCIO






SUPLICA EN EL CANSANCIO

Madre, vengo del tumulto de la vida.
El cansancio me invade todo mi ser.
Es tan difícil aceptar con paz todo 
lo que sucede alrededor de uno durante
una jornada de trabajo y lucha... Las
cosas en las que habíamos depositado 
tanta ilusión, decepcionan...
Las personas a las que queremos entregar 
bondad, nos rechazan, Y aquellas otras
a las que acudimos en una necesidad, 
intentan sacar provecho.

Por eso vengo a Tí, Oh Madre, porque
dentro de mí camina un niño inseguro,
pero junto a tí me siento fuerte y 
confiado. Solo el pensar que tengo una
madre como tú, me dá ánimo. me siento 
apoyado en tu brazo y guiado por tu mano.
De esta manera, puedo con tranquilidad,
retomar el camino.

Renuévame por completo para que consiga 
ver lo hermoso de la vida. Levántame para
que pueda caminar sin miedo, dame tu mano
para que acierte siempre con mi camino.

Dame tu bendición, para que mi presencia
sea, en medio del mundo, un signo de tu
bendición.
Amén.
 Padre Ignacio Larrañaga


SUPLICA EN EL CANSANCIO
Dejame tu comentario.