¡TRES VECES SANTO, MI SEÑOR! Enviada por Padre Vicente Vega Soto





¡TRES VECES SANTO, MI SEÑOR!


Promesa mesiánica felizmente cumplida
Lo que otros esperaron durante siglos,
lo vimos y adoramos, pequeño en Belén,
hombre y Dios
Dios y niño….
y, hoy lo aclamamos de nuevo como Rey

¡TRES VECES SANTO, MI SEÑOR!
Glorificamos tu santo nombre,
meditamos tus Palabras, acogemos tus gestos
seguimos tus senderos y los alfombramos
de ramos, y palmas con vítores siempre nuevos.
Pero ¿qué nos espera, Señor, en Jerusalén?
¿Días de vida o de muerte?
¿Dios derrotado o Señor que ha triunfado?
¿Horas de sufrimiento o de gozo?
¿Victoria o esclavitud?
¿Comprensión o traiciones?
¿Por qué te presentas montado en un asno
cuando, como Dios que eres, podrías
haber venido en brillante desfile real?



¡TRES VECES SANTO, MI SEÑOR!
Porque no haces alarde de tu divinidad
Porque disimulas tu gran majestad
Porque sabes que, a la vuelta de la esquina,
se esconderán las palmas y los ramos
y los cánticos, por cobardía, enmudecerán


¡TRES VECES SANTO, MI SEÑOR!
Porque, humildemente, entraste en el mundo
en la noche más silenciosa en Belén
y, humildemente, quieres salvar al mundo
entrando, pobre y sorprendentemente, en Jerusalén
Porque, una mula te dio aliento
en la noche más fría de tu nacimiento
y de nuevo, un asno, te sirve como apoyo
compañero y amigo en tus horas grandes y amargas.
¡TRES VECES SANTO, MI SEÑOR!

(Enviada por Padre Vicente Vega Soto de la Ciudad  
De Mexico esta Oración)

" QUERIDO DIOS, TE AGRADEZCO POR ESTE DIA "





" QUERIDO DIOS, TE AGRADEZCO POR ESTE DIA "


Querido Dios, te agradezco por este día.
te agradezco por poder ver y oír esta mañana.
Soy bendito porque eres un Dios comprensivo y de perdón.
Tú has hecho tanto por mí y continúas bendiciéndome cada día.
Perdóname este día por todo lo que he hecho, dicho o pensado que
no era agradable para ti.

Ahora pido tu perdón. Por favor mantenme seguro, alejado de todo peligro o daño.
Ayúdame a comenzar este día con una nueva actitud y mucha gratitud.
Déjame hacer lo mejor de cada día para aclarar mi mente y así poder oirte.
Por favor expande mi mente para que pueda aceptar todos tus designios.
No permitas que me lamente de las cosas sobre las que no tengo ningún control.
Permíteme continuar viendo el pecado a través de tus ojos Señor, y
 que pueda reconocer el mal.

Y cuando cometa pecado, permíteme arrepentirme, y confesar con mí
boca mi mal procedimiento, y así recibir tu perdón.
Y cuando este mundo se cierre dentro de mí, déjame recordar el
ejemplo de Jesús para irme lejos y encontrar un lugar apartado para orar.
Esta es la mejor respuesta cuando me empujan más allá de mis límites.
Se que cuando no puedo orar, tu escuchas mi corazón. Continúa
utilizándome para hacer tu voluntad.

Continúa bendiciéndome para que pueda bendecir a otras personas.
Mantenme fuerte que pueda ayudar al débil. Mantenme con los ánimos
levantados para que pueda tener palabras de aliento para otros.
Ruego por los que se pierden y no pueden encontrar su camino.
Ruego por los que sean mal juzgados y no los entiendan.
Ruego por los que no te conozcan íntimamente.
Ruego por los que no creen.
Pero te agradezco porque yo creo.
Creo que tu cambias a la gente y cambias las cosas.
Ruego por todos mis hermanos y hermanas.
Por cada miembro de la familia y sus hogares.
Ruego por la paz, el amor y la alegría en sus hogares que estén
fuera de deuda y todas sus necesidades estén resueltas.
Ruego que cada ojo que lea esto sepa que no hay problema, batalla,
circunstancia, o situación mayor que tu Señor.
Ruego para que estas palabras sean recibidas en los corazones, que
cada ojo que las vea y cada boca que las pronuncie, las confiese
dispuesto.
Esta es mi oración.
En el nombre de Jesús,
Amén.


" OH JESUS, SALVADOR MIO "



" OH JESUS, SALVADOR MIO "

Oh Jesús Salvador mío, fuente inagotable de dulzura y de bondad! No
piense yo más que en Vos.
Cuando al mismo tiempo que a Vos se ama cualquiera otra cosa, ya no
se os ama, ¡oh Dios mío!, con verdadero amor.
¡ Oh amor lleno de dulzura, dulzura llena de amor, amor exento de
penas y seguido de infinidad de placeres; amor tan puro y tan
sincero que subsiste en todos los siglos; amor cuyo ardor no hay
cosa que pueda apagar ni entibiar! ¡ Jesús, mi adorable Salvador,
cuyas bondades, cuyas dulzuras son incomparables, caridad tan
perfecta como que sois nada menos que mi Dios! Véame yo abrasado en
vuestras divinas llamas, de suerte que no sienta ya más que aquellos
torrentes de dulzuras, de placeres, de delicias y de alegría, pero
de una alegría enteramente justa, enteramente casta, pura, santa y
seguida de aquella perfecta paz que solamente en Vos se encuentra.
Sea yo abrasado en las llamas de aquel amor, ¡oh Dios mío!, con todo
el afecto de mi corazón y de mi alma. No quiero, bien mío, no quiero
en lo sucesivo más amor que el vuestro.
Amén.
Escrita por san Agustin

      

" SEÑOR JESUCRISTO "


" SEÑOR JESUCRISTO "

Señor Jesucristo, te damos gracias porque eres nuestro hermano.
Porque siendo Dios, quisiste hacerte uno como nosotros, igual en
todo, menos en el pecado.

Porque viviendo eternamente con el Padre, viniste al mundo, a
experimentar la vida humana con todas sus consecuencias. Y entre
nosotros sentiste la vida, la alegría, el dolor, la compasión,
y el amor..

Te hiciste humano como nostros, para que nosotros nos acercáramos
a Tí. Que bueno eres con tus hermanos, Jesús! Y por ello, te
damos
gracias y te pedimos que nos ayudes a asemejarnos a Tí, buen
Jesús.

A imitarte a Tí, en la bondad, en la paciencia, en la
alegría,
en el optimismo. En la lucha decidida contra el pecado, personal y
social.

Ayúdanos Señor Jesucristo, a vivir la unidad en la familia,
en la Iglesia y en la sociedad.

Ayúdanos Señor, a contruir la paz ahí donde hace tanta
falta, ahí
donde reina la discoerdia; dános tu paz para hacerla presente.

Danos tu gracia, Cristo, para que seamos tus testigos, y los
hombres crean en Tí.

Gracias Jesús por tu presencia en medio de nosotros, gracias por
tu amor que nos salva,

Amén.



"SEÑOR MIO JESUCRISTO"



"SEÑOR MIO JESUCRISTO"


(Esta oración se recomienda rezar antes de empezar la misa
para prepararnos a recibir a Jesus Eucaristía )

Señor mio Jesucristo, Creador y conservador del cielo y de la
tierra, Padre el más amoroso, médico el más compasivo, maestro
sapientísimo, pastor el más caritativo de nuestras almas. Aquí
tenéis a este miserable pecador, indigno de estar en vuestra
presencia y más indigno aún de acercarse a ese banquete inefable.
¡Ay, Señor! Cuando considero vuestra infinita bondad en querer venir
a mí, me pasmo..., y al mirar la multitud de pecados con que os
ofendí y agravié en toda mi vida, me confundo, me ruborizo y me
siento compelido a deciros: «Señor, no vengáis...; apartaos de mí,
porque soy un miserable pecador». Si el Bautista no se consideraba
digno de desatar las correas de vuestro calzado, ¿cómo mereceré yo
tan grande honor?... Si el temor y el respeto hace que tiemblen los
Angeles en vuestra presencia, ¿podré yo no temblar al presentarme y
sentarme a vuestra mesa divina? Si la Santísima Virgen, aunque
destinada para ser vuestra Madre, y condecorada con todas las
excelencias, prerrogativas y gracias posibles en una pura criatura,
se considera, sin embargo, como una esclava, e indigna de concebiros
en sus purísimas y virginales entrañas, ¿podré yo, miserable
pecador, lleno de imperfecciones y defectos, tener valor para
recibiros en mi interior? ¡Ay, Señor! ¿No os horroriza este
delicuente?... ¿No os causa asco el venir a mi y entrar en tan vil e
inmunda morada?

En verdad, Señor, que yo no tuviera valor para acercarme a Vos, si
primero no me llamaseis, diciéndome como a otro Zaqueo, no una vez
sola, sino tantas cuantas son las inspiraciones con que me dais a
conocer el deseo que tenéis de venir a mi: Baja, Zaqueo, pues hoy
quiero hospedarme en tu casa. Pero ¿qué es lo que os mueve a venir a
mí, Señor? ¿Mis méritos? ¿Mis virtudes? ¿Cómo hablará de virtudes y
méritos un pecador como yo?, ¡ah, ya lo entiendo, Señor; mis
miserias, mi pobreza: esto es lo que os mueve. ¡Oh exceso de amor!

Vos dijisteis que no son los sanos los que necesitan del médico,
sino los enfermos; y he aquí por qué queréis venir: veis mi urgente
necesidad, y el deseo de remediarla os impele. En efecto, Señor, es
tal el estado de mi alma, que puedo decir con verdad: «De la planta
del pie a la coronilla de la cabeza no hay en mi parte sana»;
¡tantas son mis imperfecciones! No obstante, aquí me tenéis, Señor;
me presento a Vos, no porque de Vos me juzgue digno, sino porque no
puedo vivir sin Vos; iré a Vos cual otro mendigo al rico, para que
remediéis mis miserias y para que me libréis del ahogo de mis faltas
e imperfecciones; iré porque las grandes enfermedades que me aquejan
sólo Vos podéis remediarlas; una mirada compasiva, divino Médico, y
quedarán sanas mis potencias y sentidos.

Párate aquí un poco y descúbrele confiado todos tus males corporales
y espirituales, y después prosigue:

Virgen Santísima: ya que compadecida de los esposos de Caná de
Galilea los sacasteis del apuro, alcanzándoles de Jesús aquella
milagrosa conversión del agua en vino, pedidle también que obre en
mi favor un prodigio semejante, concediéndome las gracias que para
recibirle dignamente como es menester. A Vos nunca os dio un
desaire; siempre sois atendida: interesaos, pues, por mí; haced en
mi favor cuanto podéis. ¡Oh, cuánto lo necesito! Angeles santos:
veis que voy a sentarme a la santa Mesa y comer al que es vuestro
pan; alcanzadme que yo vaya con el vestido nupcial y ataviado con el
adorno de todas las virtudes. ¡Oh Santos todos moradores del cielo!
Interesaos por mí, y haced que yo me llegue al augusto Sacramento
cual os llegabais vosotros, y que, sacando de él los frutos que
vosotros, pueda decir con verdad: «Vivo yo, mas no yo, sino que vive
en mi Cristo ». Con esta fe, esperanza, confianza y amor me llego a
Vos, Señor y Dios mío.
Amen.

" ORACION POR LA VIDA"




" ORACION POR LA VIDA"

Bendito eres, Señor Dios, por el amanecer de un nuevo día.
Te alabo por el don de la vida que me has dado
y que hoy uno a la de Jesús quien por nuestra salvación y por
infinito amor,
murió en la cruz.
Te pido por la vida de todos mis hermanos,
Reconozco Señor que solo tu eres dueño y tienes derecho
absoluto sobre la vida y la muerte,
que solo quieres nuestro bien ahora y en la eternidad.
Te pido también por aquellos que se proponen cegar una vida
ya sea en sus entrañas o en cualquier lugar o por cualquier razón.
Te ofrezco hoy mi vida, para propiciar el reinado de los
Corazones de Jesús y de María,
reino de amor, justicia y felicidad.
Que tu reino de vida que venza a la cultura de la muerte.
Amén



" ORACION POR NUESTROS PADRES "



" ORACION POR NUESTROS PADRES "

Dios, concédeme comprender mejor a mis padres, y saber devolverles
amor por amor.
Si yo no puedo amarlos como antes es que debo amarlos mas.
No ya como un niño que balbucea, sino como un hombre que sabe lo que
tiene que decir, y que expresa su alma en un lenguaje dulce y fuerte.
Yo me acercaré a mi padre y a mi madre, que sufren por mí, y cuyo
trabajo hasta ahora no he apreciado.
Esta noche diré y repetiré, con más comprensión que otras veces, la
antigua oración de mi infancia:
Padre nuestro, que estás en los cielos, escucha a tus hijos. Te
pedimos por nuestros padres.
Por medio de ellos nos lo diste todo, devuélveles todo el bien que
nos han hecho.
Nos han dado la vida: consérvales la salud.
Nos han dado el alimento: dales el pan de cada día.
Nos han dado el vestido: que sus almas se hallen vestidas siempre de
tus gracias.
Concédeles sobre la tierra la felicidad que se encuentra en servirte
y amarte.
Y haz que podamos estar un día reunidos en el cielo. 
 Amén.

" SANTO DIOS "




" SANTO DIOS "


Padre mío, te doy las gracias.
Tú no me das una piedra cuando te pido pan.
Jamás lo harías porque eres
un padre amoroso.
Padre mío, te doy las gracias
porque tienes contados todos los cabellos de mi cabeza,
de manera que hasta las cosas más pequeñas
pasan por tus manos
y han de bendecidme y hacerme bien.
Padre mío,
te doy las gracias
porque soy tu hijo, y por eso
ningún bien puede faltarme.
Padre mío, te doy las gracias
porque eres el Padre misericordioso
y el Dios de todo consuelo.
Tu corazón me abre las puertas
cuando estoy en necesidad.
Padre mío, te doy las gracias
porque tu corrección
no es más de lo que puedo soportar.
Padre mío, te doy las gracias
porque tu sabes lo que es bueno,
saludable y beneficioso para mi,
por eso se que la forma en que me guías
siempre es la mejor para mi.
Padre mío, te doy las gracias
porque escuchas cada petición de tus hijos
y ninguna de sus oraciones son desoídas.
Padre mío, te doy las gracias
por ser el mejor de los padres,
compasivo, clemente
y lleno de bondad y paciencia con tu hijo.

Padre mío, te doy las gracias
porque nada puede sucederme,
excepto lo que tu permitas,
porque todo viene de ti
y lo usarás para mi bendición.

Padre mío, te doy las gracias
por alegrarte de hacer el bien a tus hijos.
muchas gracias porque puedo contar contigo
en todas mis necesidades.

Padre mío
¿Quién me ama como Tú?
¿Quién me cuida como Tú?
¿Quién me guía por el camino correcto como ?Tú
¿Quién me sobrelleva con la misma paciencia que Tú?
¡Nadie en la tierra,
ni ahora ni en la eternidad!
Amen.


" ¡ OH CORAZON DE MARIA! "


" ¡ OH CORAZON DE MARIA! "

¡Oh Corazón de María,
Madre de Dios y Madre nuestra!
¡Corazón amabilísimo,
objeto de las complacencias de la adorable Trinidad,
y digno de la veneración y ternura de los ángeles y de los hombres!
¡Corazón el más semejante al de Jesús,
cuya imagen más perfecta sois!
Corazón lleno de bondad
y en gran manera compasivo de nuestras miserias!
¡Ah! Hacednos sentir ahora,
¡oh Virgen piadosísima!,
la dulzura de vuestro corazón maternal
y la fuerza de vuestra intercesión
ante el de Jesús.
AMEN

" SEÑOR JESUCRISTO " Autor: San Francisco de Asís




" SEÑOR JESUCRISTO "

Señor Jesucristo,
te pido que me concedas
dos gracias antes de
que yo muera.
La primera, que yo llegue a sentir,
en cuando sea posible,
en mi alma y en mi cuerpo,
los dolores que Tú padeciste
a lo largo de tu amarguísima pasión.
La segunda, que yo sienta en mi corazón,
en cuanto sea posible,
el extremado amor en que
te abrazaste, Tú, el Hijo de Dios,
y que te llevó a sufrir gustosamente
tan atroces tormentos por nosotros
miserables pecadores.
Amén
Autor: San Francisco de Asís


" ORACION A LA VIRGEN MARIA "


" ORACION A LA VIRGEN MARIA "

María, Madre, compañera en el camino de la fe.
Te recordamos como una mujer con el corazón muy abierto
para escuchar lo que Dios te llamaba a hacer.
Te recordamos como una mujer decidida,
dispuesta a emprender caminos difíciles.
Te recordamos llena de confianza, convencida de que el
amor de Dios es más fuerte que todo.
María, hermana, compañera en el camino de la fe.
Tu corazón abierto, tu alma dispuesta, dejó penetrar
la fuerza del Espíritu.
Y nos diste lo mejor que la humanidad podía esperar:
Dios haciéndose uno de los nuestros, aquel niño que allí en
Belén lloraba y reía en tus brazos.
María, hermana, compañera en el camino de la fe.
Tú estuviste muy cerca de tu Hijo,
tú escuchaste su Buena Noticia y la viviste,
tú estuviste junto a la cruz, en aquel momento de entrega definitiva,
tú caminaste el camino de la primera comunidad de creyentes.
María, enséñanos a ser fieles como tú,
Ruega por nosotros.

Sé nuestra Madre en nuestro camino cristiano.
Amén.

" SEÑOR, TU ME LLAMASTE "



" SEÑOR, TU ME LLAMASTE "


Señor, Tú me llamaste
para curar los corazones heridos,
para gritar, en medio de las plazas,
que el Amor está vivo,
para sacar del sueño a los que duermen
y liberar al cautivo.
Soy cera blanda entre tus dedos
haz lo que quieras conmigo.

Señor, Tú me llamaste
para salvar al mundo ya cansado,
para amar a los hombres
que tú, Padre, me diste como hermanos.

Señor, me quieres para abolir las guerras
y aliviar la miseria y el pecado;
hacer temblar las piedras
y ahuyentar a los lobos del rebaño.
Amén.

(Tomado de la Liturgia de las Horas)

" ORACION A JESUCRISTO "


" ORACION A JESUCRISTO "

Señor Jesús,
plenitud de los tiempos y Señor de la Historia,
dispón nuestro corazón a celebrar con fe
el Misterio de la Ascensión
y concédenos tu misericordia.
Danos un corazón, humilde y sencillo,
Para que contemplemos con renovado
asombro el misterio de la Salvación;
por el que, Tú, hijo del altísimo,
en el seno de la virgen,
santuario del Espíritu Santo,
te hiciste nuestro hermano.

Jesús, principio y perfección del hombre nuevo,
convierte nuestro corazón a ti,
para que, abandonando las sendas del error.
caminemos tras tus huellas
por el sendero que conduce a la vida.
Haz que, fieles de las promesas del bautismo,
vivamos con coherencia nuestra fe,
dando testimonio constante de tu palabra,
para que en la familia y en la sociedad
resplandezca la luz vivificante del Evangelio.

Jesús, fuerza y sabiduría de Dios. Padre
enciende en nosotros el amor a la divina Escritura, donde resuena la
voz del Padre,
que ilumina e inflama, alimenta y consuela.
Tú, nuestro Divino Redentor
renueva en la Iglesia el ardor misionero,
para que todos lo pueblos lleguen a conocerte,
verdadero Hijo de Dios
y verdadero Hijo del hombre
único Mediador entre el hombre y Dios, 

Amén.


" CREO EN TI SEÑOR "


" CREO EN TI SEÑOR "

Creo en Ti Dios Padre, creo en Ti Dios Hijo, creo en Ti Dios Espíritu
Santo, pero aumentad mi fe.
Espero en Ti Dios Padre, espero en Ti Dios Hijo, espero en Ti Dios
Espíritu Santo, pero aumentad mi esperanza.
Te amo Dios Padre, te amo Dios Hijo, mi Señor Jesucristo Dios y
hombre verdadero, te amo Dios Espíritu Santo, pero aumentad mi amor.
Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo, Gloria a
la Santísima e indivisa Trinidad, como era en el principio, ahora y
siempre, por todos los siglos de los siglos. Amen
Padre omnipotente, ayuda mi fragilidad y sácame del abismo de mi
miseria. Sabiduría del Hijo, endereza todos mis pensamientos,
palabras y obras de este día. Amor del Espíritu Santo, sé el
principio de todas las obras de mi alma, para que sean siempre
conformes con la Voluntad del Padre.
A Ti Padre Ingénito, a Ti Hijo Unigénito, a Ti Espíritu de Santidad,
un solo Dios en Trinidad, de todo corazón te confieso, te bendigo ,
te alabo.
A Ti, Trinidad Santísima se te dé siempre, todo honor, gloria y
alabanza por toda la eternidad.
Amen.

" ESCUCHANOS, OH DIOS "


" ESCUCHANOS, OH DIOS "


Escúchanos, oh Dios,
tú que eres nuestro amigo.
Tú que estás siempre cerca de nosotros,
llena nuestros corazones de tu amor.

Te damos gracias, Oh Padre, porque,
cuando Jesús volvió contigo
Nos enviaste al espíritu Santo
para que ocupara su puesto..

Aunque no podemos verle,
sabemos que está actuando en el mundo,
en todo lo que es bueno y santo,
y en nuestras vidas para que cumplamos
tu voluntad.

Envíanos al Espíritu Santo, te rogamos,
para que moldeé nuestras vidas
y nos guíe siempre.
Amen


Tu has venido a la orilla (Pescador de Hombres)  


"AL EMPEZAR EL NUEVO DIA "



"AL EMPEZAR EL NUEVO DIA "


Abre nuestros ojos, Señor,
para que podamos verte a ti
en nuestros hermanos y hermanas.
Abre nuestros oídos, Señor,
para que podamos oír las invocaciones
de quien tiene hambre, frío, miedo,
y de quién está oprimido.
Abre nuestro corazón, Señor
para que aprendamos a amarnos los unos a los otros
como tú nos amas.
Danos otra vez tu Espíritu, Señor,
para que nos volvamos un sólo corazón y una sola alma
en tu nombre.

Amén.
(Himno de la liturgia de las Horas)

" SEÑOR MIO Y DIOS MIO " LUIS ERNESTO FLOREZ ARZAYÚZ



" SEÑOR MIO Y DIOS MIO "
Señor y Dios Mío:
Por las manos puras, santas,
Inmaculadas de la Virgen María,
Te ofrezco en este día:
Todos los pensamientos, palabras,
Obras y movimientos,
Los latidos de mi corazón y
Los suspiros de mi Alma.
Que cada uno de ellos sea
Una voz salida de lo profundo de mi ser
Que te diga en este día:
Bendito, Ensalzado,
Glorificado y Adorado
Sea el Santísimo Nombre de JESUS
Y su presencia real en la Eucaristía.
Virgen dulcísima María,
Llena de gracia y de amor,
Sagrario de la Divinidad,
Purifica cada día mi corazón
Para que sea digna morada
Del fruto santísimo de tu vientre,
JESÚS. Amén!
LUIS ERNESTO FLOREZ ARZAYÚZ,
Sacerdote Franciscano.


" QUERIDO JESUS "


" QUERIDO JESUS "

Querido Jesús, la fe del centurión te ha sorprendido, el dijo que no
era digno de que entres a su casa, que una palabra tuya bastaría para
sanar a su sirviente. El creía en tu Palabra y en su poder.

Cada vez que leemos o escuchamos Tu Palabra si la recibimos con un
corazón humilde y dispuestos a cumplirla aunque nos lleve tiempo el
proceso de la conversión quedamos limpios y sanos, y adquirimos una
paz especial que nos permite afrontar todo tipo de problemas.

Nos cura del odio, del resentimiento, de las heridas causadas por
terceros, nos infunde amor y sabiduría.

Dame la gracia Señor, de buscar siempre tu Palabra y de vivirla en
Espíritu y Verdad.
AMEN


" SAGRADO CORAZON DE JESUS "



" SAGRADO CORAZON DE JESUS "

" Me entrego, y al Sagrado Corazón de Nuestro Señor Jesucristo
consagro sin reservas, mi persona, mi vida, mis obras, mis dolores y
sufrimientos. Me comprometo a no usar parte alguna de mi ser sino es
para honrar, amar y glorificar al Sagrado Corazón. Este es mi
propósito inmutable: ser enteramente suyo y hacer todas las cosas por
su amor. Al mismo tiempo renuncio de todo corazón a todo aquello que
le desagrade.

"Sagrado Corazón de Jesús, quiero tenerte como único objeto de mi
amor. Sé pues, mi protector en esta vida y garantía de la vida
eterna. Sé fortaleza en mi debilidad e inconstancia. Sé propiciación
y desagravio por todos los pecados de mi vida. Corazón lleno de
bondad, sé para mí el refugio en la hora de mi muerte y mi intercesor
ante Dios Padre. Desvía de mi el castigo de Su justa ira. Corazón de
amor, en Ti pongo toda mi confianza. De mi maldad todo lo temo. Pero
de tu Amor todo lo espero. Erradica de mí, Señor, todo lo que te
disguste o me pueda apartar de Ti. Que tu amor se imprima tan
profundamente en mi corazón que jamás te olvide yo y que jamás me
separe de Ti.

"Señor y Salvador mío, te ruego, por el amor que me tienes, que mi
nombre esté profundamente grabado en tu sagrado Corazón; que mi
felicidad y mi gloria sean vivir y morir en tu servició. Amén."
Oración
Omnipotente y sempiterno Dios,
mira al corazón de tu amadísimo Hijo
y a las alabanzas y satisfacciones
que en nombre de los pecadores te tributa,
y concede aplacado el perdón
a los que imploran tu misericordia
en el nombre de tu mismo Hijo Jesucristo,
Por Jesucristo nuestro Señor.
R. Amén.
(Sta. Margarita Ma. de Alacoaque)

" SEÑOR, ME SIENTO CANSADO " (Por Gabriel Ferrer Aloy, o.p.)



" SEÑOR, ME SIENTO CANSADO "


Siento profundo cansancio, Señor,
y cunde en mí el desaliento.
Me hiciste semejante a ti, Señor,
y me asociaste a tus obras,
que así son todas ellas imperfectas
y menesterosas de ayuda ajena.

Fue propósito tuyo que nosotros
conserváramos tu creación,
y la cultivásemos,
y la llevásemos a buen fin.
Y flacos han sido el servicio
y el uso de este poder,
que la hemos mutilado y,
en nuestro desatino,
estamos a punto de destruirla.
No es creador y sí destructor
nuestro poder, una de las cosas
más corruptoras del hombre.
No es más halagüeña nuestra
historia, que, en su raíz, es
libertad. No es toda ella mala,
que siempre hubo hombres hacendosos
empeñados en darle cumplimiento.
Muy espaciadamente acaece esto,
y es fuerza reconocer que hemos
carecido, por lo común, de energía
y nos hemos doblegado a la flaqueza.

Tan quebradizos somos, Señor! Y también tú,
Señor, has sido víctima de nuestra historia.
No nos dejaste abandonados a nuestro destino,
fruto de nuestra indolencia. Viniste al mundo
para enseñarnos que todo puede enderezarse
con tu apoyo.
Noble es mi agradecimiento por tu gesto comprensivo
y bondadoso. No me negaste tu confianza y
pusiste en mis manos tu redención, y, en mí,
está que fracase o logre cumplido acabamiento.
Tú, Señor, pudiste obrar solo y sin extrañas
colaboraciones; mas preferiste que yo fuese mi
propio redentor y tomase parte en tu sublime
empresa que rebasa mis fuerzas. Y me propusiste,
para animarme, la gloria de la resurrección,
que es superación de toda flaqueza. Y yo,
y los demás humanos, también hijos tuyos,
la mirarnos cansinamente, si no protestamos
por estos tus levantados ideales, a los que
nunca pudieron alzarse ni la imaginación ni
el pensamiento. Y todo por flaqueza.
Es para mí de gran confortamiento que nunca
tuvieras, en tu vida, reproches por
descaecimientos y sí por presunciones.
Y yo, humildemente, te agradezco el gesto
humano de tenderme tu mano, y de ayudarme
a levantar,
Abrigo en mí la firme esperanza de que seas
tú más fuerte que yo, y más paciente, y,
al fin, con tu constancia, triunfes de mi
humana flaqueza.
Por muchas cosas te doy gracias,
Señor, y de especial manera,
por tus palabras que me dices en
momentos de abatimiento: "venid a mí,
vosotros, que estáis fatigados, que
yo soy de corazón manso y humilde".

Gracias, Señor, porque hoy, como siempre,
me tiendes, de nuevo, tu mano y, en mi caída,
me levantas. ¡Gracias, Señor!
amen.
(Por Gabriel Ferrer Aloy, o.p.)




" ME ABANDONO EN TI, DIOS PADRE " Escrita por Eduardo J. Farrell,



ME ABANDONO EN TI, DIOS PADRE "


Padre, me abandono en tus manos,
el abandonarse es un compromiso solo con
y en la madurez de Cristo Jesùs.

Es un dejarse ir.
es una rupruta con las cuerdas por las cuales
uno manipula, controla, administra,
la fuerza de la propia vida.
El abandonarse es no manejar nada,
no esperar nada,
el abandonarse es recibir todas las cosas
de manera en que uno recibe un regalo
con las manos abiertas,
y el corazòn abierto.

El abandonarse es ser dirigido,
no por las necesidades humanas, sino por Dios,
el abandonarse es màs que un compromiso,
es no hacer nada para Dios, sino dejar que
todo sea hecho por Dios.

El abandonarse se hace solamente en la
esperanza de que la vida de Dios rodee
todas las cosas,
de que venga su Reino,
de que su voluntad sea cumplida.
Amén.

( Escrita por Eduardo J. Farrell, pero que recomendaba la
Madre Teresa de Calcuta)


" TU HAS SIDO, OH SEÑOR " Autor: Georgio Di Capitani



" TU HAS SIDO, OH SEÑOR "


Tú has sido ¡oh Señor!
para nosotros
un refugio a lo largo de la historia.

Antes que se formaran las montañas
y existieran los mundos y la tierra,
desde siempre y por siempre, Tu eres Dios.

Tú reduces al polvo a los mortales
les dices: " Vuelvan hombres a la tierra"

Mil años son para tí como un día,
como el día de ayer que ya pasó,
como unas pocas horas de la noche.

Vuélvete, pues, Señor, mira que es hora,
Ten compasión de estos tus servidores.

Llénalos de tu amor por la mañana
para que así vivamos,
todo el tiempo alegres y dichosos.

Alégranos ahora por los días
en que nos castigaste y por los años
en que nos persiguió la mala suerte.

Muestra a tus servidores
lo que tu haces y a tus ojos tu gloria.

La bondad del Señor baje a nosotros
y nos ayude en todo lo que hacemos.
Amén
Autor: Georgio Di Capitani



" ORACION A LA VIRGEN DEL PERPETUO SOCORRO "



" ORACION A LA VIRGEN DEL PERPETUO SOCORRO "

Santísima y siempre pura Virgen María, Madre de Jesucristo, Reina del
mundo y Señora de todo lo creado; que a ninguno abandonas, a ninguno
desprecias ni dejas desconsolado a quien recurre a Ti con corazón
humilde y puro. No me deseches por mis gravísimos e innumerables
pecados, no me abandones por mis muchas iniquidades, ni por la dureza
e inmundicia de mi corazón me prives de tu gracia y de tu amor, pues
soy tu hijo. Escucha a este pecador que confía en tu misericordia y
piedad: socórreme, piadosísima Madre del Perpetuo Socorro, de tu
querido Hijo, omnipotente Dios y Señor nuestro Jesucristo, la
indulgencia y la remisión de todos mis pecados y la gracia de tu amor
y temor, la salud y la castidad y el verme libre de todos los
peligros de alma y cuerpo. En los últimos momentos de mi vida, sé mi
piadosa auxiliadora y libra mi alma de las eternas penas y de todo
mal, así como las almas de mis padres, familiares, amigos y
bienhechores, y las de todos los fieles vivos y difuntos, con el
auxilio de Aquel que por espacio de nueve meses llevaste en tu
purísimo seno y con tus manos reclinaste en el pesebre, tu Hijo y
Señor nuestro Jesucristo, que es bendito por los siglos de los
siglos. 
 Amén.

"ORACION PARA PEDIR LOS 7 DONES DEL ESPIRITU SANTO "



"ORACION PARA PEDIR LOS 7 DONES DEL ESPIRITU SANTO "


Bendito Espíritu de Sabiduría, ayúdame a buscar
a Dios. Que sea el centro de mi vida, orientada hacia
Él para que reine en mi alma el amor y armonía.

Bendito Espíritu de Entendimiento, ilumina mi
mente, para que yo conozca y ame las verdades de fe
y las haga verdadera vida de mi vida.

Bendito Espíritu de Consejo, ilumíname y guíame en
todos mis caminos, para que yo pueda siempre
conocer y hacer tu santa voluntad.
Hazme prudente y audaz.

Bendito Espíritu de Fortaleza,
vigoriza mi alma en tiempo de prueba y adversidad.
Dame lealtad y confianza.

Bendito Espíritu de Ciencia, ayúdame a distinguir entre el bien y el
mal. Enséñame a proceder con
rectitud en la presencia de Dios.
Dame clara visión y decisión firme.

Bendito Espíritu de Piedad, toma posesión
de mi corazón; inclínalo a creer con sinceridad en Ti,
a amarte santamente, Dios mío, para que con toda
mi alma pueda yo buscarte a ti, que eres mi Padre,
el mejor y más verdadero gozo.

Bendito Espíritu de Santo Temor, penetra lo mas
intimo de mi corazón para que yo pueda siempre
recordar tu presencia. Hazme huir del pecado y
concédeme profundo respeto para con Dios
y ante los demás, creados a imagen de Dios.


" SANTA TERESITA DEL NIÑO JESUS "



" SANTA TERESITA DEL NIÑO JESUS "

¡Oh Santa Teresita del Niño Jesús, modelo de humildad, de confianza
y de amor! Desde lo alto de los cielos deshoja sobre nosotros esas
rosas que llevas en tus brazos: la rosa de humildad, para que
rindamos nuestro orgullo y aceptemos el yugo del Evangelio; la rosa
de la confianza, para que nos abandonemos a la Voluntad de Dios y
descansemos en su Misericordia; la rosa del amor, para que abriendo
nuestras almas sin medida a la gracia, realicemos el único fin para
el que Dios nos ha creado a su Imagen: Amarle y hacerle amar Tú que
pasas tu Cielo haciendo bien en la tierra, ayúdame en esta necesidad
y concédeme del Señor lo que Te pido si ha de ser para gloria de
Dios y bien de mi alma. Así sea



" ORACION AL INICIAR UN NUEVO DIA "




" ORACION AL INICIAR UN NUEVO DIA "

Esclarece la Aurora el bello cielo,
otro día de vida Oh! Dios Nos das,
Gracias a Ti, Señor, Creador del Universo
Oh! Padre Nuestro que en el cielo estás.
Nuestras voces unimos al concierto
que el universo eleva en Tu honor
Desde la tierra al cielo, al mar profundo
Oh Tierno Padre, magnifico hacedor.
Conserva nuestras almas sin pecado
a nuestros cuerpos da fuerza y salud,
a nuestras mentes ilumina piadoso,
Con un rayo benefico de luz.
Por nuestra amada Patria te suplicamos,
por la Iglesia elevamos oración,
Por nuestros queridos padres y familias
Porque dichosos nos hagas Señor.
En Tu Santo Nombre comenzamos,
otro día de vida que nos das,
haz que lo acabemos santamente,
Oh! Padre Nuestro que en el Cielo
y en la Tierra estás!
Amen.


" SEÑOR, ENSEÑANOS A ORAR.. "



" SEÑOR, ENSEÑANOS A ORAR..."

Señor, tú sabes que yo no sé orar.
Enséñanos a orar...
Solo tú, Señor, sabes orar,
Tú oraste en la montaña, en la noche,
Tú oraste en las llanuras de Palestina,
Tú oraste en el huerto de tu agonía.
Tú oraste en la Cruz.
Tú solo, Señor, eres el maestro de oración,
y tu nos has dado a cada uno de nosotros,
como maestro personal, al Espíritu Santo,

Solo, pues, con la confianza en tí, Señor,
maestro de oración,
adorador del Padre en Espíritu y en verdad
solamente con la confianza en el Espíritu
que vive en nosotros,
podemos intentar decir algo, orar,
exhortarnos recíprocamente,
para devolvernos algún don tuyo,
respecto a esta maravillosa realidad.

La oración es la posibilidad que tenemos
de hablar contigo,
Señor Jesús, Salvador nuestro,
por la oración tenemos la posibilidad
de hablar con tu Padre y con el Espíritu,
y de hablar con sencillez y verdad.

Madre nuestra, María, maestra de la oración,
ayúdanos, ilumínanos, guíanos en este camino
que tú también has recorrido antes que nosotros,
conociendo a Dios Padre y su voluntad.
Amén.
(Escrita por el P. Carlo María Martini)




" ORACION DE ABANDONO EN DIOS "




" ORACION DE ABANDONO EN DIOS "


Padre, me abandono en tus manos,
el abandonarse es un compromiso solo con
y en la madurez de Cristo Jesùs.

Es un dejarse ir.
es una rupruta con las cuerdas por las cuales
uno manipula, controla, administra,
la fuerza de la propia vida.
El abandonarse es no manejar nada,
no esperar nada,
el abandonarse es recibir todas las cosas
de manera en que uno recibe un regalo
con las manos abiertas,
y el corazòn abierto.

El abandonarse es ser dirigido,
no por las necesidades humanas, sino por Dios,
el abandonarse es màs que un compromiso,
es no hacer nada para Dios, sino dejar que
todo sea hecho por Dios.

El abandonarse se hace solamente en la
esperanza de que la vida de Dios rodee
todas las cosas,
de que venga su Reino,
de que su voluntad sea cumplida.
Amén.

( Escrita por Eduardo J. Farrell, pero que recomendaba la
Madre Teresa de Calcuta.)
Padre, me abandono en tus manos,
el abandonarse es un compromiso solo con
y en la madurez de Cristo Jesùs.

Es un dejarse ir.
es una rupruta con las cuerdas por las cuales
uno manipula, controla, administra,
la fuerza de la propia vida.
El abandonarse es no manejar nada,
no esperar nada,
el abandonarse es recibir todas las cosas
de manera en que uno recibe un regalo
con las manos abiertas,
y el corazòn abierto.

El abandonarse es ser dirigido,
no por las necesidades humanas, sino por Dios,
el abandonarse es màs que un compromiso,
es no hacer nada para Dios, sino dejar que
todo sea hecho por Dios.

El abandonarse se hace solamente en la
esperanza de que la vida de Dios rodee
todas las cosas,
de que venga su Reino,
de que su voluntad sea cumplida.
Amén.

( Escrita por Eduardo J. Farrell, pero que recomendaba la
Madre Teresa de Calcuta.)


" ESPIRITU SANTO"




" ESPIRITU SANTO"

Santo Espíritu de Dios,
En un instante en Pentecostés,
transformaste a los discípulos
miedosos, que se escondían,
en el cenáculo,
en almas fuertes y ardientes.

Tú los hiciste salir de aquel
encierro, lanzándolos a una
grandiosa empresa apostólica.

Transforma ahora nuestros corazones,
débiles y temerosos, en corazones
intrépidos desbordantes de alegría

Comunícanos un ardor indomable,
una caridad dinámica que se
entregue sin reservas a extender
el reino de Dios.

Con tu soplo ardiente,
mueve nuestra voluntad para hacer
el bien en la oración, con el
ejemplo y en la acción.

Haz que difundamos con gozo alrededor
nuestro las riquezas espirituales que
Tú has acumulado en nuestra alma a
través de nuestra vida.

Renueva por nuestro medio,
el misterio de Pentecostés,
con la expanción victoriosa
de un amor irresistible
y una fe a toda prueba.

Amén.

La Oración de cada día 



"ILUMINANOS, SEÑOR"



"ILUMINANOS, SEÑOR"


"Ilumina,Señor, a tu pueblo"
Te bendecimos, Señor, a ti que eres nuestra luz,
y te pedimos que este domingo que ahora empezamos
transcurra todo él consagrado a tu alabanza.

Tú que por la resurrección de tu Hijo quisiste iluminar el mundo,
haz que tu Iglesia difunda entre todos los hombres la alegría
pascual.

Tú que por el Espíritu de la verdad adoctrinaste a los discípulos de
tu Hijo,
envía este mismo Espíritu a tu Iglesia para que permanezca
siempre fiel a ti.

Tú que eres luz para todos los hombres, acuérdate de los que viven
aún en las tinieblas
y abre los ojos de su mente para que te reconozcan a ti, único
Dios verdadero.
Amen.


La Oración de cada día 


"PADRE SANTO"



"PADRE SANTO"

Haz que mis ojos vean lo que tú ves.
Haz que mis oídos oigan el estruendo de tu voz
en las ondas de lo creado.
Haz que mi hablar sea un baño de palabras de néctar
que se viertan sobre las personas presas de amargura.
Haz que mi labios solo canten
los cantos de tu amor y tu alegría.
Padre,
realiza por medio de mí la obra de la verdad.
Ten mis manos ocupadas en servir a todos.
Haz que mi voz esparza de contínuo semillas
de amor para tí,
en el terreno de los hombres que te buscan.
Haz que mis pies avancen siempre
por el camino de la justicia.
Guíame de mi ignorancia a tu luz.
Padre,
mueve mi corazón y hazme sentir simpatía
por todas las criaturas vivientes.
Que tu palabra sea el maestro de la mía.
Piensa con mis pensamientos,
porque mis pensamientos son tus pensamientos,
mi mano es tu mano, mis pies son tus pies,
mi vida es tu fuerza para hacer justicia
entre los seres vivos.
La Oración de cada día