Social Icons

"DAME TU PAZ SEÑOR"




"DAME TU PAZ SEÑOR"
Dame tu paz oh Señor en este día
pues me siento desfallecer
quiero gritar y no sé qué decir
tan sólo pienso en Ti, Dios de mi vida.

Dame tu amor, pues es mi vida
presencia misteriosa que calcina
sin ti yo no sabría qué decir
contigo lo sé todo, sé vivir

Fuerza que penetras en mi vida
misterio recóndito eres Tú
bálsamo del alma en el dolor
consuelo de mi pobre corazón

Fuente inagotable de la vida
bendición que alcanza por doquier
calor que estremece las entrañas
río que inunda todo el ser

Dame tu paz Señor, la necesito
no alejes de mí tu mirada bondadosa
no vez que sin ti soy como una rosa
no sé de la vida, si te vas y me dejas

Quédate conmigo para siempre
pues más que antes hoy te necesito
sólo quiero amarte a cada instante
sólo tu presencia yo prefiero

Te das cuenta de este atrevimiento
qué audacia la mía frente a Ti
no me tomes a mal mi desvarío
piensa que sin tu calor yo tengo frío
Dame tu paz, Dios de mi vida
es la herencia bendita que me ofreces
yo no prefiero más, ni más deseo.

Amen
(Escrita por el Padre Fray Manuel Correa)

" YO TE SALUDO MARIA "


" YO TE SALUDO MARIA "

Yo te saludo María, Madre de Dios,
tesoro venerado en todo el universo
luz que no se apaga,
Tú naciste del sol de la justicia
centro de la verdad
templo indestructible.

Yo te saludo María,
casa del Aquel que ningún lugar
puede sostener,
Tú que has hecho retoñar una espiga
que no se marchitará jamás
Por tí los pastores rindieron gloria a Dios
Por Tí se bendice en el Evangelio,
Aquel que viene en el nombre del Señor.

Por tí la Trinidad es glorificada
por tí la Cruz es adorada
por el universo entero
por tí exaltan los cielos
por tí la humanidad caida ha sido levantada,
por tí el mundo entero
conoció al fin la verdad
Por tí sobre toda la tierra
han sido levantadas las Iglesias

Por tí el Hijo único de Dios
ha hecho resplandecer su luz
sobre aquelloos que vivían en las tinieblas
sentados en la sombra de la muerte
Por tí los apóstoles pudieron anunciar
la salvación de las naciones.

Como cantar dignamente tu alabanza
oh Madre de Dios,
por quien la tierra entera se estremese
de alegría.
Amén.
(San Cirilo de Alejandria)

"MI FE ESTA PUESTA EN TI, SEÑOR"



"MI FE ESTA PUESTA EN TI, SEÑOR"

Creo en el Dios vivo
Padre nuestro de Nuestro Señor Jesucristo,
nuestro Dios y Padre Todopoderoso
Ha creado todas las cosas
en su querido Hijo´ùnico,
imàgen y semajanza de su gloria.

Jesùs, luz de luz eterna,
palabra autèntica y fiel de DIos,
Jesùs, nuestra gracia y nuestra verdad
Para servir a este mundo,
para compartir nuestra suerte,
se hizo carne de nuestra suerte,
se hizo carne de nuestra carne.
Nacido por obra del Espìritu Santo
y de la VIrgen Marìa.
se hizo hombre como nosotros.
Fuè destrozado por nuestros pecados
sacrificàndose,
obediente hasta la muerte de cruz.

Por eso le ha sido dado el nombre
de primogènito, Hijo de DIos y
Señor de todos.

El vendrà, solo Dios sabe cuando,
para hacer justicia a vivos y muertos
A El es a quien debo parecerme.

Creo en la fuerza del Espíritu
en el amor del Padre y del Hijo
en la alianza entre Dios y los hombres
En la Iglesia, cuerpo del Señor,
reunida y enviada para hacer lo que el hizo
servir e iluminar.

cargar con los pecados de este mundo.
y construir la paz en la tierra

Creo que resucitaremos
con un cuerpo nuevo e inmortal
porque El es Dios de vivos.
Amèn.

(Hubb Oosterhuts)

" NOS HACES FALTA TU, SEÑOR "




" NOS HACES FALTA TU, SEÑOR "


Nos haces falta tú, Señor,
pues tenemos sed, Señor, mucha sed,
por tantas y tantas necesidades,
que no logramos satisfacer.

Nos hacen falta muchas cosas
pero más que nada nos hace falta
tu gracia, tu amor y tu paz.

Nos haces falta tú, Señor,
en nuestra vida;
tu ausencia es peor
que la sed inapagable
que está quemando nuestro ser.

Nos hace falta el agua viva
que nos dá la certeza
de un futuro de vida.

Nos hace falta sobre todo
sentirnos unidos a ti,
para saber compartir
y saciar nuestra sed.
Amén.
(María Belén Sánchez )

"VIRGEN MARIA, MADRE DE LA ASUNCION"



"VIRGEN MARIA, MADRE DE LA ASUNCION"

Virgen María , Madre de la Asunción,
hoy venimos a vos.
Con la confianza de tu cariño,
Porque estás cerca del buen Jesús.

Ven y cuida nuestros hogares,
con sus miedos y preocupaciones.
sana nuestros desánimos y egoísmos,
haznos confiados y solidarios.

Tu mano, una caricia cerca;
tu mirada es joven y nos despierta.
aquí está tu familia y comunidad,
Haznos seguir también hoy el camino de Jesús.

En estos tiempos duros, la patria duele Señor,
perdona la mezquindad y la desunión también,
Gracias a esta tierra nacimos y hemos crecido,
permítenos con tu gracia hoy volver a sembrar.

Amén

(Agradecemos a Leticia Jurcinovic por habernos enviado
esta hermosa oraciòn escrita por el Padre Vicente
Llambías de la Parroquia de la Asunción )

" SEÑOR, ENSEÑANOS A SER ALEGRES COMO TU"


" SEÑOR, ENSEÑANOS A SER ALEGRES COMO TU"

Que tu alegría, Jesús brille en nuestros rostros.
Enséñanos a ser alegres como tú.
Alegres porque tanto nos amó el Padre
que te envió para nuestra salvación.
Alegres porque has venido,
has compartido nuestras penas,
y nos has dado la mayor prueba de amistad.
Alegres porque siempre estás con nosotros,
presente en nuestra historia.
Alegres porque nos estás preparando un lugar
en el que podamos compartir plenamente tu gozo.
Concédenos, Jesús, la felicidad de entregar nuestras vidas al servicio
de los demás.
Y que nuestro compromiso por los marginados sea nuestra mayor fuente
de felicidad.
Concédenos la felicidad de los pobres con Espíritu, con hambre y sed
de justicia.
Danos esa felicidad que sólo tú sabes dar en medio de incomprensiones
y persecución.
Que las pruebas y persecuciones,
llevadas en la alegría del Espíritu,
nos ensanchen el corazón y se conviertan
en riqueza de generosidad para con todos.
Tú que eres nuestro único bien, Señor,
nos haces entrever perspectivas de gozo eterno.,
pues sabemos que cuando nos encontremos cara a cara,
nuestro corazón se llenará de un gozo inenarrable,
que nadie podrá ya sacarnos jamás.
Sabemos que en todo triunfaremos
gracias a la fuerza de tu Amor.

GRACIAS, SEÑOR!


GRACIAS, SEÑOR!
Gracias Señor...
Porque en la cruel tormenta, me haces escuchar el suave
susurro de tu voz.
Gracias Señor...
Pues envías rayos de luz que iluminan mi camino en medio
de las adversidades.
Gracias Señor...
Por cada instante y cada problema que me recuerda mi necesidad de Ti.
Gracias Señor...
Porque hasta en lo alto del cielo y en la profundidad del océano Tus
oídos están siempre atentos a escuchar mi clamor.
Gracias Señor...
Porque a pesar de los errores de la gente, Sigues enviando sol y
lluvia sobre todos sin distinción.
Gracias Señor...
Por este día, en el que me das la oportunidad de Buscarte nuevamente
Gracias Señor...
Por cada ser humano que se cruza en mi camino, pues algo deseas que
aprenda de él.
Gracias Señor...
Por Ti mismo, que escuchas esta humilde oración proveniente
de Tu hijo.
Por todo esto y lo que me sería imposible de contabilizar...
¡¡¡Gracias Señor!!!
Amèn

(Agradecemos a Maru Pozos habernos enviado esta hermosa oraciòn )

Ven Espíritu Santo ¡Ven!



Ven Espíritu Santo ¡Ven!
Ven, Espíritu Divino,
manda Tu luz desde el cielo,
Padre amoroso del pobre, Don,
en Tus dones espléndido;
Luz que iluminas las almas,
fuente del mayor consuelo.
Ven, dulce huesped del alma,
descanso en nuestros esfuerzos,
tregua en el duro trabajo,
brisa en las horas de fuego,
gozo que enjuga las lágrimas
y reconforta en los duelos.
Llega hasta el fondo del
alma divina Luz, y enriquécenos.
Mira el vacío del alma,
si Tú le faltas por dentro.
Mira el poder del pecado
cuando no envias Tu aliento.
Riega la tierra en sequía,
sana al corazón enfermo,
lava las manchas. Infunde calor,
da vida en mi hielo.
Doma al espíritu indómito,
guía al que tuerce el sendero.
Reparte Tus siete dones según
la fe de Tus siervos.
Por Tu bondad y Tu gracia,
dale al esfuerzo su éxito.
Salva al que quiere salvarse
y danos Tu gozo eterno.

Amén

"MADRE DE LA CONFIANZA"



"MADRE DE LA CONFIANZA"
Madre siempre fiel,
cuando te asaltó la incertidumbre,
cuando las cosas se te hacían complicadas,
supiste confiar.
¡Y cómo confiaste!
En el momento cumbre de la historia
con decisión y firmeza
pronunciaste aquel bienaventurado
«Hágase»,
del que viene nuestra salud.
¡Y siempre lo mantuviste!
Las desconfianzas de otros,
los decires de tantos
nunca te apartaron
de la santa confianza.
Obténme,
Santa María de la Confianza,
el auxilio divino
que me permita superar
las incertidumbres que ahora me acosan.
Que así sea

" MARIA, MADRE NUESTRA "



" MARIA, MADRE NUESTRA "
Marìa, Madre Nuestra,
tú estás aquí en medio de nosotros
y nosotros somos tu pueblo,
pequeño retoño que se apoya en tí,
lo mismo que el apóstol Juan se apoyó en ti
bajo la Cruz.

Lo mismo que intercedes por los apostoles
y por sus sucesores
hacia la plenitud mesiánica.

Alcánzanos, Marìa,
esa comunión del Espíritu Santo
que brota del corazòn traspasado
de tu Hijo Jesùs, nuestro hermano
y haz de nosotros un pueblo de santos,
que nos permita vivir
en la comunión de los santos misterios.
Amén.
( P. Carlo Marìa Martini )



"EL SENTIDO DE NUESTRO CAMINO"


"EL SENTIDO DE NUESTRO CAMINO"

Te alabamos y te bendecimos,
Padre nuestro,
que en tu Hijo Jesucristo
llamaste a Pedro a seguirte;
le revelaste progresivamente
el misterio de su llamada,
el significado de su vida,
el término de su camino.

Tú le elegiste, Padre porque lo amabas,
le guardaste de los peligros,
estuviste a su lado en la prueba,
le salvaste de las garras del adversario,
le hiciste pasar por el agua y por el fuego
para darle despuès reposo y paz.

Te lo pedimos Padre, en tu Hijo,
y por tu Hijo,
Tú, que nos llamaste con amor eterno,
haz que conozcamos el misterio de nuestra vocaciòn
el sentido de nuestro camino,
el término de nuestra búsqueda,
Haz que nos sintamos verdaderamente amados de tì
y por eso nombrados, llamados, invitados,


Concèdenos reconocer en tí,
el sentido y el significado,
del camino de nuestra existencia,
de las cosas alegres o tristes,
banales o excepcionales
por las que caminamos,
Concèdenos comprender,
como toda nuestra existencia
tiene su raiz, fuente y manantial
en el corazòn de Cristo, en su contemplación
en su oraciòn,
en su adoraciòn sobre el monte de Galilea.
Marìa Madre de la contemplaciòn,
guìa nuestro camino,
en el descubrimiento de la palabra
de Dios para nosotros.
Amén.
( P. Carlo Marìa Martini )

" ALABANZA SIN FIN "


 
 " ALABANZA SIN FIN "
Quiero ensalzarte,
Rey mío y Dios mío,
y bendecir tu nombre para siempre,
Deseo bendecirte cada dìa
y cantarle a tu nombre para siempre,
Pues grande es el Señor,
dignod e recibir toda alabanza,
y no puede medirse su grandeza.

Una generación le habla a otra
muy bien de tus hazañas,
le cuenta tus proezas,
Hablan de tu esplendor
y de la gloria de tu majestad,
nos refieren tus hechos milagrosos.
Nos cuentan el poder de tus prodigios,
nos narran tus grandezas.
Nos haràn recordar tu gran bondad,
y anunciarán, alegres, tu justicia..

El Señor es clemente y compasivo,
lento para enojarse y lleno de bondad
Bueno es el Señor para con todos
y compasivo con todas sus obras
El hace lo que quieren aquellos que lo temen
escucha su llamado y los salva.
Que mi boca recite en alta voz
lka alabanza del Señor,
que todos los mortales
bendigan su santo nombre
por los siglos de los siglos.
Amén.

( Georgio Di Capitani Tomado del Salmo 145.)

" ORACION DE LA RECONCILIACION "


" ORACION DE LA RECONCILIACION "
Oh Jesús, a través de tu compasión,
enséñanos a perdonad desde el amor,
enséñanos a olvidad desde la humildad
Ayúdanos a examinar nuestro corazòn y
a ver si hay alguna herida no perdonada,
o alguna amargura sin olvido.

Permite que el Espíritu Santo
penetre en mi espíritu y remueva
todo raastro de enojo.

Derrama tu amor, paz y alegrìa en
nuestros corazones, en proporciòn a
nuestro vacío de propia complacencia,
vanidad, ira y ambiciòn .

ayúdanos a cargar con ànimo
la Cruz de Cristo.
Amén.
( Madre Teresa de Calcuta)

" UNA SUPLICA DE MISERICORDIA"


" UNA SUPLICA DE MISERICORDIA"

Querido Señor, dame un deseo creciente de rezar,
Me sigue resultando tan difícil darte mi tiempo con
generosidad. Aún soy avaricioso con el tiempo, tiempo
para ser útil, eficaz, tener éxito, tiempo para actuar,
para sobresalir, para producir.

Pero Tú, Señor, no me pides más que mi simple presencia
para poder así hacer que tus rayos de luz penetren en
mi corazón y me den el conocimiento profundo de que
puedo amar, porque tu me has amado primero, de que puedo
ofrecer una acogida porque tu me has acogido primero,
y de que puedo hacer el bien porque antes tu me mostraste
tu bondad.

¿Que me detiene?, ¿Dudo aún que de que no necesito nada
fuera de Tí?, Por favor , Señor, ayúdame a dejar estos
juegos inmaduros y concedeme amarte, libre, enérgica, valiente
y generosamente.
Amèn.

( Henri J. M. Houwen)

" ORACION DE LA AMABILIDAD "



" ORACION DE LA AMABILIDAD "
Guardame oh Señor, de la insignificancia,
que seamos amplios en el pensamiento,
la palabra y el acto.

Que eliminemos la crítica y nos apartemos
el egoísmo.
Permítenos alejar toda ostentación y encontrarnos
con el otro cara a cara sin lástima ni prejuicios.

que no juzguemos apresuradamente
y seamos siempre generosos.

Que nos tomemos tiempo para todos las cosas,
Permítenos crecer calmos, serenos, mansos.

Enséñanos a poner en acciòn nuestros mejores impulsos
y haznos honrados y no temerosos.

Concédenos comprender que son las pequeñas cosas
en la vida las que crean diferencias
porque en las grandes todos somos uno.

Y, oh Señor Dios, que no olvidemos ser amables,
Amèn.

( Marìa Estuardo, Reina de Escocia)


"QUIERO ADMIRARTE SEÑOR"


"QUIERO ADMIRARTE SEÑOR"

Este día, ante Ti, quiero pedirte Señor:
La inocencia para que como un niño contemple
el amanecer, los pájaros y las mariposas.
La energía para combatir la pereza y levantarme feliz.
 Las ganas de contemplarte a Ti y a San José en el trabajo,
compartiendo con mis compañeros tus enseñanazas
como así algún día lo hiciste y sigues haciéndolo
en quien deja guiarse por Ti.
 El tiempo para agradecerte por los alimentos
que me das y pedirte que bendigas las
manos que los realizaron.
La fuerza y la certeza para cumplir
con dedicación mi trabajo.
Sentido del humor para ver la vida con alegría
y optimismo, que no hay problema sin solución,
ni mal que por bien no venga.
Que tenga la gracia de poder convivir
armoniosamente, respetando y admirando
las virtudes de las personas con las que
mi punto de vista no siempre coincide.
Y que a lo largo del día y cuando la noche
despierte y nos cuide nuestros sueños,
tenga siempre la emoción e demostrar mi amor,
alentando con palabras y fielmente con hechos
a las personas que más quiero: mi familia,
amigos y sobre todo a Ti Señor;
que no falte nunca a lo largo y al final del día,
el agradecerte por haberme abierto los ojos
y poder contemplarte en las personas con las
que conviví y actuando en las situaciones
que se me presentaron.
El haberme abierto los oídos para escuchar
claramente tus mensajes y consejos,
a pesar del ruido externo que hay
en la ciudad y del mundo; y sobre todo
el haber abierto mi corazón a Ti
y darle la mano a los hermanos
que me necesitaron.
Y si no te contemplé en alguna persona
y situación en este día, te pido la gracia
de que el día de mañana pueda estar
libre de vendas en los ojos,
oídos y corazón para poder a Ti admirarte...
AMEN
(Agradecemos a Dinora de Pérez
que nos envió esta hermosa oración)


" ENSEÑAME, SEÑOR DIOS...."


" ENSEÑAME, SEÑOR DIOS...."

Enseñame Señor Dios
a no saber, vivir sin tí,
ni en salud o enfermedad
ni en trabajo o descanso,
ni en amor o soledad,
ni en tristeza o alegrìa,
ni al despertar o dormir..
cada día,
enséñame
a no saber vivir sin tì.

Después de tanto tiempo
de estar los dos unidos,
¿Como sería tu ausencia?,
¿Tus pasos ya perdidos?,
Si me enseñanste a amarte sin medida
defiende lo que es tuyo
porque te dolería vivir sin mi;
los dos somos concientes
entonces Señor Dios,
enséñame a no saber vivir sin ti.
Amèn.

Madre Ma. Emilia Peña Castellanos, MESST

" SEÑOR MIO JESUCRISTO "



" SEÑOR MIO JESUCRISTO "
Señor mío Jesucristo,
me acerco a tu altar
lleno de temor por mis pecados,
pero también lleno de confianza
porque estoy seguro de tu misericordia.
Tengo conciencia de que mis pecados son muchos
y de que no he sabido dominar mi corazón y mi lengua.
Por eso, Señor de bondad y de poder,
con miserias y temores me acerco a Ti,
fuente de misericordia y de perdón;
vengo a refugiarme en Ti,
que has dado la vida por salvarme,
antes de que llegues como juez a pedirme cuentas.
Señor no me da vergüenza
descubrirte a Ti mis llagas.
Me dan miedo mis pecados,
cuyo número y magnitud sólo Tú conoces;
pero confío en tu infinita misericordia.
Señor mío Jesucristo, Rey eterno,
Dios y hombre verdadero, mírame con amor,
pues quisiste hacerte hombre para morir por nosotros.
Escúchame, pues espero en Ti.
Ten compasión de mis pecados y miserias,
Tú que eres fuente inagotable de amor.
Te adoro, Señor, porque diste tu vida en la Cruz
y te ofreciste en ella como Redentor por todos los hombres
y especialmente por mí.
Adoro Señor, la sangre preciosa
que brotó de tus heridas
y ha purificado al mundo de sus pecados.
Mira, Señor, a este pobre pecador,
creado y redimido por Ti.
Me arrepiento de mis pecados
y propongo corregir sus consecuencias.
Purifícame de todas mis maldades
para que pueda recibir
menos indignamente
tu sagrada comunión.
Que tu Cuerpo y tu Sangre
me ayuden, Señor,
a obtener de Ti
el perdón de mis pecados
y la satisfacción de mis culpas;
me libren de mis malos pensamientos,
renueven en mí los sentimientos santos,
me impulsen a cumplir tu voluntad
y me protejan en todo peligro
de alma y cuerpo.
Amén.
(ESCRITA POR SAN AMBROSIO)

"ORACIÓN DE LA PIEDAD POSTRADO"




ORACIÓN DE LA PIEDAD POSTRADO 


A vuestros pies,Oh Jesús, os dirijo con todo fervor las 
siguientes súplicas:
OJOS DE JESÚS, MIRADME.
Ahora que estáis en mí, mirad a mi alma ysalvadla.
LABIOS DE JESÚS, HABLADME.
 Decidme qué he de hacer para santificarme.
OH PIES DE JESÚS, SEGUIDME.
No quiero en adelante ir a ningún sitio malo.
MANO DE JESÚS, BENDECIDME.
Con vuestra bendición me será fácil el nopecar.
CORAZÓN DE JESÚS, AMADME.
Sabiendo que Vos me amáis, nada más quiero ydeseo.
BRAZO DE JESÚS, CONDUCIDMEE.
Guiadme por el camino del bien y apartadme de mal
Y A LA GLORIA ETERNA LLEVADME.
Sí, al Cielo con Vos, con la Virgen
Santísima, con los Ángeles y Santos. Amén, amén.
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo: a un
Dios en Tres


Personas bendigo y canto.


Desde mi cruz hasta tu soledad



Desde mi cruz hasta tu soledad


Te escribo desde mi cruz a tu soledad,
a ti, que tantas veces me miraste sin verme
y me oíste sin escucharme.

A ti, que tantas veces prometiste
seguirme de cerca
y sin saber por qué te distanciaste
de las huellas que dejé en el mundo
para que no te perdieras.

A ti, que no siempre crees que estoy contigo,
que me buscas sin hallarme
y a veces pierdes la fe en encontrarme,
a ti, que a veces piensas que soy un recuerdo
y no comprendes que estoy vivo.

Yo soy el principio y el fin,
soy el camino para no desviarte,
la verdad para que no te equivoques
y la vida para no morir.

Mi tema preferido es el amor,
que fue mi razón para vivir y para morir.

Yo fui libre hasta el fin,
tuve un ideal claro
y lo defendí con mi sangre para salvarte.

Fui maestro y servidor,
soy sensible a la amistad
y hace tiempo que espero que me regales la tuya.

Nadie como yo conoce tu alma,
tus pensamientos, tu proceder,
y sé muy bien lo que vales.
Sé que quizás tu vida
te parezca pobre a los ojos del mundo,
pero Yo sé que tienes mucho para dar,
y estoy seguro que dentro de tu corazón
hay un tesoro escondido;
conócete a ti mismo
y me harás un lugar a mí.

Si supieras cuánto hace
que golpeo las puertas de tu corazón
y no recibo respuesta.

A veces también me duele que me ignores
y me condenes como Pilatos,
otras que me niegues como Pedro
y que otras tantas me traiciones como Judas.

Y hoy, te pido paciencia para tus padres,
amor para tu pareja,
responsabilidad para con tus hijos,
tolerancia para los ancianos,
comprensión para todos tus hermanos,
compasión para el que sufre,
servicio para todos.

Quisiera no volver a verte egoísta,
orgulloso, rebelde, disconforme, pesimista.

Desearía que tu vida fuera alegre,
siempre joven y cristiana.

Cada vez que flaquees, búscame y me encontrarás,
cada vez que te sientas cansado,
háblame, cuéntame.
Cada vez que creas que no sirves para nada
no te deprimas,
no te creas poca cosa,
no olvides que yo necesité de un asno
para entrar en Jerusalén
y necesito a tu pequeñez
para entrar en el alma de tu prójimo.

Cada vez que te sientas solo en el camino,
no olvides que estoy contigo.
No te canses de pedirme
que yo no me cansaré de darte,
no te canses de seguirme que yo
no me cansaré de acompañarte,
nunca te dejaré solo.

Aquí a tu lado me tienes,
estoy para ayudarte.


 De Gela Toca Mi Alma Señor


"SUPLICA DE UN CORAZON EGOISTA"


"SUPLICA DE UN CORAZON EGOISTA"

Señor nuestro corazòn està desubicado
porque lo hemos esclavizado al dinero, a la televisiòn,
a la ambiciòn, al egoísmo.

Nuestro corazòn ha perdido su centro y apoyo que eres
Tú Señor de la vida.

Padre nuestro, nos hemos convertido, de administradores,
en dueños egoìstas de las cosas que nos concedes tan
generosamente.

Nos hemos olvidado de compartir en la justicia y la caridad
lo que somos y tnemos con nuestros prójimos.

Señor, siempre inventamos pretextos para distribuir tus bienes:
No tenemos dinero para ayudar a los que carecen de todo y viven
en la miseria, no tenemos tiempo para acompañar a los desesperados
a los que viven en soledad, no visitamos o ayudamos a los enfermos,
porque nos deprimen, no nos acercamos a los que nunca han tenid
un amigo, porque no soportamos su caràcter.

Señor, somos indiferentes a las necesidades de nuestros prójimos
Señor, danos tu gracia y un corazón generoso, para compartir
oportunamente, nuestra persona, nuestro tiempo y nuestras cosas
con los necesitados.

Y de esta manera nos comuniques los bienes eternos. 
Amèn.

"SEÑOR, PON ORDEN EN MI INTERIOR ..." P. Carlo María Martini



"SEÑOR, PON ORDEN EN MI INTERIOR ..."

Señor,
muéstrame lo que en mí es desorden, confusión.
Purifica mi corazón,
ordena mis deseos,
rectifica mis intenciones,
para que yo te elija a tí sobre todo,
Bien supremo,
pra que vea todos los otros bienes
que me son necesarios a mí y a los demás,
por los que se necesita trabajar.

Señor, todas las cosas del mundo son hermosas,
pero en el orden del amor que Jesñus nos enseña,
que Tu Jesùs nuestro Mesías,
verdadero hombre, verdadero Dios,
nos enseñas con tu muerte y tu resurrecciòn.
Dame oh DIos, reconocer mi pecado
como lo reconoció David,

Haz que la Virgen María me obtenga
según lo sugiere San Ignacio
tres gracias:
tener conocimiento interior, profundo,
de mis pecados y detestarlos;
conocer el desorden que hay en mí
para que pueda ordenarme de nuevo
conocer le mundo para echar de mì
cuanto es vano.

Te pido Señor,
el conocimiento de las circunstancias de la vida,
de las cosas pequeñas
que son causa de grandes errores.
haz que yo no banalice
ni pase por alto las diferencias pequeñas.

Purifícame Dios mìo, con el hisopo
a fin de que yo sea puro;
lávanme y hazme más blanco que la nieve.
Devuélveme el sentido de la alegría
y hazme vivir en el amor.
Amén.

(P. Carlo María Martini )


" TE OFRECEMOS EL DIA DE HOY, SEÑOR..."


" TE OFRECEMOS EL DIA DE HOY, SEÑOR..."

Nos ponemos en tu presencia,
Dios bondadoso y Padre nuestro.

Te agradecemos que nos hayas dejado empezar
el presente día, pues despertamos una vez más
al conocimiento de nuestra propia existencia..
que tu amor nos concede y sostiene .

El saber que existimos es el don
más grande de tu bondad.
De que nos serviría existir ante tu presencia,
si no estuvieramos concientes de ello?

Además nuestra vida está profundamente unida a la tuya,
por el gran amor del cual nos has hecho participar.

De tu amor no podemos dudar,, es el nuestro hacia tí
el que falla con mucha frecuencia.

Te pedimos que des fuerza a la debilidad de nuestra mente
y enciendas el fuego de tu amor en nuestros corazones.
Amén.

(Padre Francisco Javier Salcido )

" AL COMENZAR LA MAÑANA...."



" AL COMENZAR LA MAÑANA...."

Al tocar la luz del dìa mis ojos, Señor,
mi corazòn se levanta hacia tì en busca de tu mirada.
Escucha las palabras de quien siente la vida de nuevo,
y estate atento, Señor; cercano a mi mano abierta,
Dà resupuesta a mi pregunta; ayùdame en mi inquietud,
tù que eres mi Señor, en quèn yo confìo.

A tì abro mi ser, mis ganas de vivir, mi despertar;
de mañana en tus manos pongo mis miedos, mis ilusiones;
de mañana, en tus ojos pongo la pureza u sinceridad
de mi bùsqueda.
de mañana en tu camino, quiero dirigir mis pasos.
Oye mi voz, Señor, tu que eres bueno y compasivo
y alienta mi vida que busca en tì luz y calor.

Mira, Señor, mi corazòn pobre, que como un gorrioncillo
busca abrigo en tus manos, toma mi arcilla
y moldeala segùn los proyectos que tienes para mì este dìa
Quiero estar ante tus ojos y dejarme penetrar por tu mirada;
delante de tus ojos, Señor, me siento pequeño y frágil.
Derrama al comenzar la mañana tu ternura y tu bondad
para que mi corazòn se sienta fuerte y animoso.

Señor, aparta de mi camino el mal que me rodea,
y no dejes que este dìa la mentira se adueñe de mí.
dame mansedumbre y humildad para que mi corazòn, Señor,
no sea hoy viuolento ni haga juego sucio a nadie.
Confìo en la abundancia de tu amor y camino hacia tì
firme de que me acoges en tu casa. Haz. Señor,
que camine hoy en tu presencia y que tema apartarme de tì.

Guíame, Señor, tu que eres bueno y santo;
guíame hacia la luz y que camine como hijo de la luz;
guíame y allana mi caminopara que sea fiel a tu ley.
ue tu camino, Señor, Sea hoy la pasiòn de mi corazòn joven,
y que tu Espíritu Santo me ayude en cada paso.

Que mi boca, Señor, sea hoy la expresiòn de mi interior;
que mis palabras arranquen de lo profundo y sean verdaderas.

Sñor, dame un corazòn limpio pra que te pueda ver,
Señor, dame un corazòn de pobre para que viva hoy tu reino,
Señor, dame un corazòn misericordioso, para que derrame misericordia,
Señor, dame un corazòn lleno de paz, para que sea hijo tuyo,
Señor, dame un corazòn que tenga hambre y sed de justicia
para que sea saciado y haga tu voluntad;
Señor, dame un corazòn manso para que posea la tierra,
Que mi corazón se alegre y se regocije hoy,
porque todo lo espero de Tí Dios mío.

A tí me acojo, Señor, al comenzar el día, protégeme.
En tí pongo mi confianza como un niño en su made, ayúdame.
A tí abro mis proyectos y los planes de este día, acompáñame
A tí ofrezco lo que soy y lo que tengo, acógelo.
A tí que eres Dios de la vida, te pido fuerza, anímame.
Mi corazón te ama y, lleno de gozo exulta en tí.

Bendíceme , Señor, guíame por el camino justo;
como un gran escudo defiéndeme, sé mi fortaleza.
Que tus alas, Señor, me cobijen y guarden
mientras yo voy viviendo el dìa de hoy.
Amén.
(Del Salmo 5)


"JESÚS ES DULZURA Y AMOR."


"JESÚS ES DULZURA Y AMOR."

¡Oh Salvador mío, fuente inagotable de dulzura y de bondad!
No piense yo más que en Vos. Cuando al mismo tiempo que a Vos se ama
cualquiera otra cosa, ya no se os ama, ¡oh Dios mío!, con verdadero
amor. ¡ Oh amor lleno de dulzura, dulzura llena de amor, amor exento
de penas y seguido de infinidad de placeres; amor tan puro y tan
sincero que subsiste en todos los siglos; amor cuyo ardor no hay cosa
que pueda apagar ni entibiar! ¡ Jesús, mi adorable Salvador, cuyas
bondades, cuyas dulzuras son incomparables, caridad tan perfecta como
que sois nada menos que mi Dios! Véame yo abrasado en vuestras
divinas llamas, de suerte que no sienta ya más que aquellos torrentes
de dulzuras, de placeres, de delicias y de alegría, pero de una
alegría enteramente justa, enteramente casta, pura, santa y seguida
de aquella perfecta paz que solamente en Vos se encuentra. Sea yo
abrasado en las llamas de aquel amor, ¡oh Dios mío!, con todo el
afecto de mi corazón y de mi alma. No quiero, bien mío, no quiero en
lo sucesivo más amor que el vuestro. Amén.
en bondad tuya.
Amen.
(San Agustín).



"Gratitud "


Gratitud
Gracias Padre, oh Dios del Cielo
Dueño Absoluto y Creador
sobre los cielos y tierra
de toda doctrina de amor.

Hoy que de los cielos miras
a la tierra en su girar
rige Señor los senderos
en nuestro arduo caminar.

Gracias por toda esperanza
que nos ayuda a vencer
la que nos muestra el camino
y sostiene nuestra fe.

Por tu bondad infinita
por tu amor y poder
bajo tu amparo y tu guía
nos permites hoy crecer.

Porque aún entre las guerras
internas nos sueles dar
las armas que nos liberan
tu paz, tu amor, tu verdad.

Y así a través de los tiempos
en toda su realidad
nos permites ser fieles
en este peregrinar.

Gracias Señor por la vida
en toda su intensidad
por tu luz y la apertura
que nos da la capacidad
de ser y sentirnos libres
para amar tu voluntad.

Por tu gran misericordia
que perdona la maldad.
Por mostrarnos lo divino
que existe en la humanidad.

Porque pese a todo ruido
al silencio o al dolor
presentimos tu presencia
y podemos oir tu voz.

Gracias por tu gran realeza
porque en tu amor al crear
a tu imagen nos formaste
semejanza sin igual.

Con esa esencia sin par
vida en nosotros soplaste
y que delicia es amarte
¡Oh! mi Padre Celestial
de mi alma, de mi cantar
quiere mi ser ofrecerte.

Por la gracia de alabarte
y tener la gran virtud
de seguirte y con Jesús
en el sagrario adorarte.
Amen

" GLORIA AL PADRE, AL HIJO Y AL ESPIRITU SANTO"


" GLORIA AL PADRE, AL HIJO Y AL ESPIRITU SANTO"

Oh eterno Padre, postrados a tus pies en humilde adoración
nos consagramos enteramente a la gloria de tu Hijo Jesucristo,
Verbo encarnado,Tu lo has constituído Rey de nuestras almas,
sométele, pues, nuestro corazón y nuestra alma, toda
fibra de nuestro ser está sometida a sus ordenes y a sus
inspiraciones.
Haz que unidos a El, seamos llevados en tu seno y consumados
en la unidad de tu amor.

Oh Jesús, has que nuestra vida, en unión a la tuya, esté toda
consagrada a la gloria de tu Eterno Padre y al bien de las
almas. Sé Tú nuestra sabiduría, nuestra justicia, nuestra
santificación, nuestra redención y nuestro todo, Santíficanos
en la Verdad.

Oh Espíritu Santo, Amor del Padre y del Hijo, establécete
en nuestro corazón como un horno de amor y haz que nuestros
pensamientos, nuestros afectos y nuestras acciones, subana lo
alto como llamas ardientes, hasta el seno del PAdre. Haz que
toda nuestra vida sea un. Gloria al Padre, al Hijo, y al
Espíritu Santo.

Oh María Madre de Jesús, Madre del Divino amor. Fórmanos
según el corazón de tu Divino Hijo
Amén.

(P. Gabriel de Santa MAgdalena O.C.D
)

"LA SAETA " Canta Joan Manuel Serrat





"LA SAETA
"Dijo una voz popular:
¿Quién me presta una escalera
para subir al madero
para quitarle los clavos
a Jesús el Nazareno?
Oh, la saeta, el cantar
al Cristo de los gitanos
siempre con sangre en las manos
siempre por desenclavar.
Cantar del pueblo andaluz
que todas las primaveras
andas pidiendo escaleras
para subir a la cruz.
Cantar de la tierra mía
que echa flores
al Jesús de la agonía
y es la fe de mis mayores

Oh, no eres tu mi cantar
no puedo cantar, ni quiero
a este Jesús del madero
sino al que anduvo en la mar.

 Texto de Antonio Machado 
Canta Joan Manuel Serrat

"ORACION DIARIA"


"ORACION DIARIA"

Concèdeme Señor,
acoger en paz este dìa que comienza,
Ayúdame a apoyarme en tu voluntad
en todo momento.
y en cada hora que transcurra,
revélame tu Santa voluntad.
Bendíce mi comportamiento
con los que me rodean,
haz que acepte, con mi alma serena,
todos los momentos imprevistos de este dìa
y dame la profunda convicción
de que nada sucede sin que Tú lo permitas.
Dame la ciencia para comprender
que el mundo està en mis manos
y que yo puedo llevarlo a Tí.
Guía mi corazón y mis sentimientos
todas mis palabras y todas mis acciones
Enséñame a conducirme con sabidurìa
y firmeza,
sin causar amarguras o molestias a mi alrededor
Dame fuerza para soportar
todas las fatigas de este dìa
quiero orar, pero sobre todo
quiero que tú ores dentro de mí.
Bendice mi jornada de este día.
Señor.
Así sea.

(Cango José de Martín Rivera)

" Gracias Señor "


"Gracias Señor"

Gracias, Señor, por ese mundo lleno de amor
que sale a nuestro paso para llenar el corazón con su belleza.
Gracias por el pan que nos das para aplacar el hambre.
Por la risa del niño que se vuelve caricia. Por el mar y la nube.
Por el don de sentir a plenitud la vida.

Gracias por cada hora, aún cuando no todas sean iguales de buenas.
Gracias por el valor de la mariposa que enciende sin conciencia de su
milagro, un pabilo de ensueño.
Gracias, Señor, por los espejos maravillosos del mirar de nuestros
padres y nuestras mentes.
Por la amistad que prolonga ese sereno privilegio de ser hermanos.

Gracias por la lluvia fuerte, por la llovizna bienhechora, por haber
puesto trinos y alas en las ramas.

Gracias por cada gota de rocío y por el arcoiris y por el árbol que
madruga su júbilo en el fruto.

Gracias, Señor, por el ayer que se prendió al recuerdo. Por el hoy
que vivimos y por el mañana que nos espera con sus brazos repletos de
misterio.
Gracias, a través de mis labios, desde mi alma, en nombre de aquellos
que se olvidaron de dártelas, en nombre de los que somos y los que
seremos.

Gracias por toda la eternidad.
Amen.


"Oración al Corazòn de nuestra Madre Maria"


"Oración al Corazòn de nuestra Madre Maria"

A Tí que eres la Madre,
que amas con ternura,
venimos a ofrecerte nuestra vida
y a decirte que te amamos;
que somos tus hijos que confiamos
en el poder de tu protección.
Llévanos sobre tu corazón
junto al Niño que descansa en tus brazos,
consuélanos en la aflicción,
fortalécenos en la tentación.
Haznos crecer en la fe, en la esperanza,
y en el amor a Dios y a los hermanos.
Conserva en nuestro interior
la alegría de ser hijos de la Iglesia.
Impúlsanos para que seamos
entusiastas evangelizadores del Reino.
Y que tu bendición nos acompañe, Madre
hasta ver la hermosura de Dios en el Cielo.
Amén


" SEÑOR, ENSEÑANOS A VIVIR "



" SEÑOR, ENSEÑANOS A VIVIR "

Señor, no dejes de darme,
para que yo pueda compartir,
sigue perdonándome
para que yo aprenda a ser indulgente;

No te canses de pedirme,
para que no me encierre en mí mismo
reclama para que no me vuelva avaro
persiste en mover mi pereza,
para que no me instale en mi egoìsmo
enseñame a vivir en el amor,
ensèñame a amar con tu corazón.

Y ten... paciencia con este tu hojo
para que no se canse nunca de servirte.
Enséñame a vivir.
Amèn.
(San Gregorio Nacianceno)


" SEÑOR, ENSEÑANOS A ORAR "




" SEÑOR, ENSEÑANOS A ORAR "
Oh Dios, Nuestro Padre,
Creador del Cielo y de la tierra,
de Tì vienen todas las cosas,
y todas las cosas retornan a Tí.

De Tí hemos nacido
y hacia Tí caminamos.
Tú mejor que nosotros mismos
sabes aquello de lo que tenemos necesidad
más allá de nuestras súplicas
y de nuestras lamentaciones,
enséñanos la alegría de la alabanza,
la felicidad de cantar tus maravillas.

Enséñanos antes que nada, a pedir
que tu nombre sea santificado
que tu Reino venga, que se haga tu voluntad.

Entonces, mientras hayamos pedido todo esto,
Tú no dejaràs de darnos nuestro pan de cada dìa
de concedernos el perdòn de los pecados
y de librarnos del mal.
Enséñanos tambièn a orar por los demàs;
lo que en su favor pidamos,
nos lo concederàs tambièn a nosotros.

Pero ante todo, Señor, enséñanos
a movernos a los impulsos de tu Espìritu
Te alabamos de todo corazòn
y nos alegramos por tu gloria
Oh Salvador nuestro.

Amèn


"OH, PADRE"



"OH, PADRE"

Te adoramos y te glorificamos,
Padre omnipotente, rico en graci y misericordia.
Te pedimos conocer
y comprender a tu Hijo Jesús como el Mesías,
Hijo de David, heredero de su trono,
Rey de Reyes, Señor de los Señores,
así como poderlo amar y adorar como Dios
y seguirlo como el Salvador de la humanidad.
Haz que fijemos nuestros ojos en El
y lo contemplemos,
para poder conocerte y entenderte a Tí,
oh Padre amadísimo y justísimo,
y el amor con que has amado al mundo
desde el principio,
amor qye se dirige a todo9s los hombres de la tierra
y que envuelve también nuestra misión.
Te lo pedimos oh Padre,
por tu Hijo Jesucristo, NUestro Señor,
en la unidad del Espíritu Santo
amén.
( Monseñor Carlo María Martini )

" CERCA DE TI "



" CERCA DE TI "

¡ Que bien se está cerca de ti, Jesús Eucaristía!
pareciera como si todas las tormentas del espíritu
se disiparan y la inquietudes se volvieran humo
que se lleva el viento.

Cerca de ti, es comenzar a vivir el gozo del cielo
abrir anchurosamente los ojos luminosos del corazón
y dejar que nos invada el misterio santo,
el gozo inefable de la bendita iluminación.

Cerca de ti, el alma encuentra paz, y el corazón
descanso y los anhelos pronta satisfacción.
cerca de ti, ¡ Jesús Eucaristía !, como cambian
las cosas de que manera tan diferente
contemplamos las creaturas y sus enigmáticos
procederes. Cerca de ti, adquieren su verdadera
dimensión, su valor e importancia todas las cosas.

Así quiero vivir mi existencia, cerca de ti, Jesús
Eucaristía…. Adorándote… amándote….
en una contemplación sin mediodía, ni ocaso,
como será allá en el reino de los cielos.

Cerca de ti… muy cerca de ti, al calor de tu regazo,
en el santuario de tu traspasado corazón,
bajo el influjo benéfico del Sacramento.
Cerca de ti, alabando al Padre y amando al
Espíritu e intercediendo por toda la Iglesia.

¡ Que bien se está cerca de Ti, Jesús Eucaristía ¡
Amen

" DANOS TU LUZ, SEÑOR"


" DANOS TU LUZ, SEÑOR"
Señor, sé nuestra Luz en cada día,
para poder ver por donde vamos,
y descubrir cual es la guía
que nos conduce al sendero de la vida.

Sé tú Señor, nuestro compañero de camino
de los que vamos por el mundo
para aprender que hacer en cada instante
y no perder el rumbo a medio día.

Si Tú nos acompañas,
felíz será la vida nuestra
y andaremos con paz y en alegría,
porque contigo, Señor,
la vida es esperanza y regocijo.

Tantas veces somos necios
que nos aferramos a lo inútil,
no queremos darnos cuenta
de la maldad de nuestra moral falsa
pues llamamos luz a lo que es tinieblas
y amor a lo que es superficial lascivia.

Como vivimos engañados
por estar lejos de tí Señor
y tú nos buscas tantas veces y de muchos modos
pero somos de corazón endurecido
y fría se queda nuestra alma

Por eso Señor, Dios,
sé nuestra luz en el camino de la vida
para que acertemos a hacer tu voluntad,
que no vayamos a estar siendo engañados
creyendo estar en la verdad;
mete tu palabra en nuestro entendimiento,
y tu Espíritu en nuestro corazón,
para poder pensar como Tú piensas,
para poder luchar como Tú luchas
para poder vivir como Tú vives
y poder amar como Tú amas.
Amén.

(P. Fray Manuel Correa Dìaz)

"POR LA ORACIÓN VIVO EN TI, SEÑOR "


"POR LA ORACIÓN VIVO EN TI, SEÑOR "

Es a través de la oración que vivo en Ti, Señor.
Mi alma está en Ti, como el niño en el regazo de su madre,
la respiración unida a la suya, un corazón que late al
ritmo del otro.
Señor Jesús, eres mi maestro. El Evangelio te muestra
en oración una noche entera en la montaña.
Orabas antes de hacer un milagro, antes de elegir a los
apóstoles, durante la Cena. Orabas mientras tu frente
vertía sudor de sangre en el huerto de Getsemaní,
mientras agonizabas en la Cruz.
Orabas con la palabra de Dios. Tu existencia era
una oración continua. Orientado al Padre, con un
corazón amante, todo al servicio de su gloria:
"Sea santificado tu nombre, venga tu reino".
Aguardabas con ardor que llegara tu hora
para realizar el sacrificio del amor.
Tú has dicho: "Yo y el Padre somos una sola cosa",
"orad sin desfallecer", "hago aquello que agrada a mi Padre".
Me haces comprender que la oración incesante es comunión
con el Padre, y que la práctica de la oración permite
hacer la voluntad del Padre".

AMEN.

" TU AMOR GRATUITO " P. Carlo María Martini


" TU AMOR GRATUITO "

Ayùdanos, Señor, a comprender
que precisamente en la cruz,
en loa derrota, en la humillaciòn
se manifiesta tu grloria de amor gratuito
hacia el hombre,
se manifiesta tu naturaleza más ìntima.

Porque tú eres el que se dá sin límites,
y esta donación tuya
no aparece en el trueno
en el viento,
en la tempestad,
en la victoria sobre los enemigos.

Aparece ya un poco
en la curación de la enfermedad;
aparece en el vino de Caná,
y en el paralítico que vuelve a caminar.

Pero, sobre todo aparece, cuando tú Señor
te das todo sin reserva,
cuando no hay nada,
que no haya sido dado para mí;
esta es tu gloria
aunque no seamos capaces de expresarla
con las palabras adecuadas.
Señor, haz que comprendamos
el misterio de tu alegría
de tu gloria
y de tu cruz.

Haz que pueda ver,
cuanto hay en mí de agresividad,
de resistencia a los demàs,
de desconfianza,
de miedo,
Líbrame, Señor,
esclarece en mí
todo loque me enfrenta a los demàs.
Hazme caminar por el sendero de tu paz.
Amén.
(P. Carlo María Martini)

"OH DIOS, AYUDAME A SER VALIENTE"


"OH DIOS, AYUDAME A SER VALIENTE"


Señor, ayúdame a ser valiente,
ensename a decir la verdad delante
de los fuertes y a no decir mentiras
para ganarme el aplauso de los débiles.
Si me das fortuna, no me quites la felicidad.
Si me das fuerza, no me quites la razón.
Si me das éxito, no me quites la dignidad.
Ayúdame siempre a ver el otro lado de la moneda.
No me dejes inculpar de traición a los demás por no pensar como yo.
Enséñame a querer a la gente como a mi mismo y a 

juzgarme como a los demás.

No me dejes caer en el orgullo si triunfo.
Ni en la desesperación si fracaso.
Más bien recuérdame que el fracaso es la experiencia 

que precede al triunfo.

Enséñame que perdonar es lo más grande del fuerte.
Que la venganza es la señal primitiva del débil.
Si me quítas la fortuna, déjame la esperanza.
Si me quítas el éxito, déjame la fuerza para triunfar del fracaso.
Si yo faltara a la gente, dame valor para disculparme.
Si la gente me faltara a mí, dame valor para perdonar.
Señor, si yo me olvido de Ti, por favor no te olvides de mí...
Amen.
Envió: Lidia Fernandez

"OH DIOS DE TERNURA, ERES MI ALEGRIA"


"OH DIOS DE TERNURA, ERES MI ALEGRIA"

Oh mi Dios, yo sé que tú me amas y sé que tu
amor por mí no es un amor que pasa,
sino un amor eterno.

Sé que me amas tal cual soy,
ya sea tonto o inteligente
ya sea débil ofuerte,
ya sea equilibrado o disparejo...
poco importa, yo sé que me amas,

Es más aún: sé que me amas
cuando me siento perdido,
cuando soy pecador , cuando estoy pobre,
no solo de dinero, sino de virtudes.

Yo sé que tú me amas y que tu gozo es buscarme
como el pastor busca a la oveja perdida,
y sé que te daría un inmenso júbilo
al dejarme encontrar.

Yo sé, oh mi Dios, qu etu Hijo es la prueba
viviente de tu amor
ese amor eteno, que en el tiempo
viene a nuestro encuentro.

Bendito seas oh mi Dios,
Tú quieres guiarme por el mismo camino
y darme un día de dicha,
la alegría completa de ser tuyo
para toda la eternidad.
Amén.
( Jacques Leclerc)

" SEÑOR ME SIENTO CANSADO"


" SEÑOR ME SIENTO CANSADO"
Siento profundo cansancio, Señor,
y cunde en mí el desaliento.
Me hiciste semejante a ti, Señor,
y me asociaste a tus obras,
que así son todas ellas imperfectas
y menesterosas de ayuda ajena.

Fue propósito tuyo que nosotros
conserváramos tu creación,
y la cultivásemos,
y la llevásemos a buen fin.
Y flacos han sido el servicio
y el uso de este poder,
que la hemos mutilado y,
en nuestro desatino,
estamos a punto de destruirla.
No es creador y sí destructor
nuestro poder, una de las cosas
más corruptoras del hombre.
No es más halagüeña nuestra
historia, que, en su raíz, es
libertad. No es toda ella mala,
que siempre hubo hombres hacendosos
empeñados en darle cumplimiento.
Muy espaciadamente acaece esto,
y es fuerza reconocer que hemos
carecido, por lo común, de energía
y nos hemos doblegado a la flaqueza.

Tan quebradizos somos, Señor! Y también tú,
Señor, has sido víctima de nuestra historia.
No nos dejaste abandonados a nuestro destino,
fruto de nuestra indolencia. Viniste al mundo
para enseñarnos que todo puede enderezarse
con tu apoyo.
Noble es mi agradecimiento por tu gesto comprensivo
y bondadoso. No me negaste tu confianza y
pusiste en mis manos tu redención, y, en mí,
está que fracase o logre cumplido acabamiento.
Tú, Señor, pudiste obrar solo y sin extrañas
colaboraciones; mas preferiste que yo fuese mi
propio redentor y tomase parte en tu sublime
empresa que rebasa mis fuerzas. Y me propusiste,
para animarme, la gloria de la resurrección,
que es superación de toda flaqueza. Y yo,
y los demás humanos, también hijos tuyos,
la mirarnos cansinamente, si no protestamos
por estos tus levantados ideales, a los que
nunca pudieron alzarse ni la imaginación ni
el pensamiento. Y todo por flaqueza.
Es para mí de gran confortamiento que nunca
tuvieras, en tu vida, reproches por
descaecimientos y sí por presunciones.
Y yo, humildemente, te agradezco el gesto
humano de tenderme tu mano, y de ayudarme
a levantar,
Abrigo en mí la firme esperanza de que seas
tú más fuerte que yo, y más paciente, y,
al fin, con tu constancia, triunfes de mi
humana flaqueza.
Por muchas cosas te doy gracias,
Señor, y de especial manera,
por tus palabras que me dices en
momentos de abatimiento: "venid a mí,
vosotros, que estáis fatigados, que
yo soy de corazón manso y humilde".

Gracias, Señor, porque hoy, como siempre,
me tiendes, de nuevo, tu mano y, en mi caída,
me levantas. ¡Gracias, Señor!
(Por Gabriel Ferrer Aloy, o.p.)


 

Tengo un Regalo para Ti..

Tengo un Regalo para Ti…

Quiero regalarte mi paz, mi amor, mi cuidado.

Quiero Regalarte Felicidad, Prosperidad.

Tengo mucho por darte, quiero darte Vida Eterna…

¿Quieres recibir todo lo que tengo para ti?

Dame tu corazón y podrás vivir pleno en mí.

Te Amo Jesús.

Un regalo para ti Reflexion

02

 
Blogger Templates