SEÑOR, AYUDAME...



SEÑOR, AYUDAME...

¡ A tí me acerco, Jesús Eucaristía,
para implorarte ayuda!

Vengo como el amigo que se acerca
a su amigo para pedir alivio a su
mal, para obtener el remedio adecuado
a su pena.

El darme cuenta de mi mal es ya una
gracia y quiero aprovecharla y por eso
me acerco a tí, como el enfermo que va
al médico para buscar, no únicamente
que le indique cual es el camino de
su curación, sino para que en verdad
lo cure.

¡Jesús Eucaristía!, porque me amas,
por eso acudo a Tí, para que me brindes
tu omnipotencia, que alivia todo dolor,
destruye todo mal, cicatriza toda herida
y absuelve toda pena.

A tí vengo, Fuente de vida, para que me
comuniques de tu plenitud sin ocaso,
las energías y el entusiasmo para poder
vivir según las exigencias de tus
mandamientos.

¡Jesús Eucaristía!, gracias por permi-
tirme estar contigo, por dejarme exponer
mis preocupaciones y proyectos.

Me veo y te veo...
y confiadamente tan solo te digo:
" Señor, el que amas está enfermo"
Amén.
*** * ***
Descargar Libro gratis

No hay comentarios:

Publicar un comentario