SEÑOR, CUANTA PACIENCIA NOS TIENES



SEÑOR, CUANTA PACIENCIA NOS TIENES

Padre nuestro, Tú nos sembraste 
como una semilla en el cuerpo y 
en el amor de nuestros Padres. 
Y nos hiciste germinar en el hogar.

Nos regaste con las aguas del Bautismo,
y a nuestros padres, les diste manos de
hortelano, para que nos cultivaran.

Nos has regalado la existencia, y en ella
haz depositado tu Gracia creadora para 
que demos frutos, buenos fruos.

Pero hoy que te has acercado a nosotros,
te llevas una gran desilusión: 
No hay frutos buenos...
en nuestra vida solo hay ramas
sin frutos auténticos....

Señor, haz que descubramos cuantas 
esperanzas tienes puestas en nosotros,
todavía....

SEÑOR, CUANTA PACIENCIA NOS TIENES:
Una y otra vez te dices: esperaré,
quizá el otro año, encontraré un fruto.

Señor que nunca falten en nosotros
vidas que den frutos de amor,
de justicia y de servicio.

Señor apiádate de nuestras vidas
estériles... y gracias por tu 
paciencia...
 AMEN.
*** ***

No hay comentarios:

Publicar un comentario