" En Busca de Dios "


En Busca de Dios
¡Te necesito, Señor Dios!,
porque sin ti mi vida se seca.
Quiero encontrarte en la oración,
en tu presencia inconfundible,
durante esos momentos en los que el silencio
se sitúa de frente a mí, ante ti.
¡Quiero buscarte!
Quiero encontrarte dando vida
a la naturaleza que tú has creado;
en la trasparencia del horizonte
lejano desde un cerro,
y en la profundidad de un bosque
que protege con sus hojas
los latidos escondidos
de todos sus inquilinos.
¡Necesito sentirte alrededor!
Quiero encontrarte en tus sacramentos,
En el reencuentro con tu perdón,
en la escucha de tu palabra,
en el misterio de tu cotidiana entrega radical.
¡Necesito sentirte dentro!
Quiero encontrarte en el rostro
de los hombres y mujeres,
en la convivencia con mis hermanos;
en la necesidad del pobre
y en el amor de mis amigos;
en la sonrisa de un niño
y en el ruido de la muchedumbre.
¡Tengo que verte!
Quiero encontrarte en la pobreza de mi ser,
en las capacidades que me has dado,
en los deseos y sentimientos que fluyen en mí,
en mi trabajo y mi descanso
y, un día, en la debilidad de mi vida,
cuando me acerque a las puertas del
encuentro cara a cara contigo.

_____________________________

TIPS PARA HACER ORACION


Diariamente se recomienda iniciar el día con una oración, esta que a
continuación te compartimos o cualquier otra que tu conozcas, pero
inicia siempre el dìa con el Señor.

BUENOS DIAS SEÑOR JESÚS

Me cuesta comenzar este día porque sé
que es una nueva tarea, un nuevo compromiso,
un nuevo esfuerzo. Porque te amo, quiero
comenzar este día con entusiasmo, con alegría,
en mi propia persona.

Gracias, Señor Jesús, por este nuevo empezar.
Gracias, Señor Jesús, por tu presencia,
tu amor y compañía en este caminar
de mi existencia.
Quiero sembrar paz, solidaridad y amor
entre mis hermanos.

Que cuantos se me allegan, ninguno deje
de escucharme algo que pueda serle útil.
Que ninguno note debilitada su fe en sí mismo.
Que ninguno se retire sin alivio en sus dolores
y dificultades. Déjame sentir tu honda paz,
presente en cada experiencia en la armonía
de vivir.

Guárdame de palabras ociosas y vanas fantasías.
Calma la carrera de mi mente para que mis
pensamientos tengan claridad y la
luz de tu Santo Espíritu me ilumine en cada
instante de este día.
Bien sé Señor que esta tarea la comienzan
cada día muchos hermanos de
cualquier punto de la tierra y eso me alienta y empuja.
También te pido por ellos y con ellos te digo:
BUENOS DIAS SEÑOR JESUS
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario